La actriz protagoniza también la serie 'La chica de nieve', basada en el bestseller de Javier Castillo. | Estévez + Belloso

Milena Smit: "Constante y empática me definen como actriz y persona"

La actriz estrena el drama sobrenatural 'Alma' (19 agosto, Netflix), tras sorprendernos con 'No matarás' y salir al mundo con 'Madres Paralelas', de Almodóvar. 

Ester Aguado

Éste es su momento, no sólo porque esté pendiente de estrenar 'Alma', 'Libélulas' (16 septiembre) y 'La chica de nieve' (final de año, Netflix), sino porque sus papeles de Mila ('No matarás') y Ana ('Madres paralelas') la han posicionado en la 'pole'. La nueva chica Almodóvar es una actriz murciana de 25 años que ha revolucionado el mundo de la moda con su arriesgada estética, tan 'outsider', tan personal. Sus alfombras rojas son pura dinamita (el look firmado por Balmain en los Premios Goya o el conjunto de Givenchy del Festival de Málaga son una muestra de ello) y sus interpretaciones, mucho rock&roll. Fans.

¿Qué inclinó la balanza para ti en este proyecto: la dirección de Kike Maíllo, los guiones de Sergio G. Sánchez o la visibilidad de un producto Netflix...?

Lo más importante fue que Sergio tuviera una historia tan bien construida que contar. También me atrajo el casting: todos eran caras nuevas, como yo en ese momento, y mi personaje aportaba algo. Inicialmente yo hice casting para otro, pero cuando descubrí a Nico, que en principio estaba escrito para un chico, me enamoré de ella, de sus matices, de sus aristas y de muchos detalles de los que no me dejan hablar y que el espectador descubrirá en la serie. Me hicieron darme cuenta de que era una mujer cuya mirada y presencia tenían que ser únicas. Hace unas semanas, pudimos ver la serie y admiro mucho el trabajo que han hecho mis compañerxs, te terminas enamorando de todxs y eso es muy difícil. La dirección de Sergio y Kike y el momento en el que lo rodamos hizo que fuera un trabajo muy bonito que recordaremos siempre. 

Mireia Oriol y Milena Smit en la serie 'Alma' (Netflix). | LANDER LARRAÑAGA/NETFLIX

Esta serie es un acto de fe hacia lo sobrenatural: ¿tú crees en los fantasmas/espíritus? ¿Has tenido alguna experiencia así, podrías convivir con ell@s?

Yo creo en las energías, en esa sensación de conocer a alguien y sentir que la conoces desde siempre. En este rodaje me pasó desde el minuto uno con Mireia Oriol. Creo que en este rodaje hubo alguna anécdota sobrenatural, pero eso lo dejamos para después del estreno de 'Alma'.

Si pudieras comunicarte con gente que ha muerto, ¿con quién lo harías?

Buff, buena pregunta. Pues con algunas de esas mujeres que tuvieron que luchar por ser quienes no podían ser sólo por ser mujeres y con todas aquellas que rompieron barreras para que todas podamos estar hoy aquí, mucho más libres.

¿Te gusta este género de misterio, consumes mucho thriller, en series, en libros?

Suelo consumir todos los géneros. Me encanta un buen thriller, un suspense con un buen ritmo y todo lo que hace Joaquin Phoenix o Gaspar Noé (ríe), pero también veo comedias o un buen documental si me interesa el tema que trata.

¿Qué tienes en común con Nico, tan enigmática y atrayente?

Quizá los dos calificativos que más he oído en estos años han sido “magnética y oscura”, referidos a los personajes que he interpretado y creo que todos tienen, en mayor o menor medida, algo de eso. Nico también posee esa mirada. Recuerdo que, al ser el primer personaje que interprete tras Mila en “No matarás”, quise hacer algo muy diferente a la primera y cuando hace poco vi toda la serie, reconocí aquello que quise darle al personaje de mi misma. También me di cuenta de todo lo que había aprendido de Nico.

¿Cómo te definirías como persona y como actriz?

Constante y empática creo que pueden definirme en ambos ámbitos. Me gusta definirme como alguien que persigue aquello que quiere conseguir, buena compañera, fiel y comprometida con todo aquello en lo que cree.

Hace más de 2 años que la rodasteis la serie: ¿qué recuerdos quedan de ese trabajo, tan próximo al confinamiento?

Pues fue el primer rodaje que inicié tras el confinamiento y fue algo muy especial. Salir de casa y viajar hasta Asturias era una sensación de libertad y de recuperar lo que habíamos perdido durante esos meses encerrados, además de poder encontrarte con compañerxs y hacer lo que más disfrutas, actuar. Tuvimos mucho control durante el rodaje, pero recuerdo ir a rodar tras presentar “No matarás” en el Festival de Sitges o vivir el proceso de casting de “Madres paralelas” durante el rodaje sin poder compartir nada hasta que se hizo público. 

La productora está dirigida por dos mujeres como Belén Atienza ('Jurassic World: El reino caído') y Sandra Hermida ('Arde Madrid'): ¿el mundo del cine está cambiando?

Afortunadamente sí. Cada vez hay más presencia femenina tanto delante como detrás de las cámaras y eso es el resultado de mucho trabajo y mucha lucha. Trabajar con Sandra, Belén, Esther García (la productora de Almodóvar) y otras tantas mujeres es un orgullo. Directoras como Isabel Coixet o Iciar Bollaín, actrices como Penélope y también muchas compañeras técnicas han conseguido abrir el camino para que las nuevas generaciones lo tengamos más fácil. Yo siempre digo que quiero trabajar con quien tenga una buena historia, en este caso vino de la mano de Sergio G. Sánchez, un creador maravilloso, pero me encantaría que lleguemos, también en la industria, a un punto en el que no se mire si viene de manos de una mujer o de un hombre. En ese momento habremos conseguido esa equidad que se sigue reclamando.

Estar nominada al Goya a Mejor Actriz de Reparto y ganar la Biznaga ¿te ha dado mejores oportunidades en tu carrera?

Reconozco que es un orgullo, aunque para mí el mayor reconocimiento es poder seguir contando historias. Obviamente que tu trabajo se reconozca entre los más destacados junto a compañeras a las que admiras siempre alegra y es una motivación para seguir luchando y volver a conectar con crítica y público, que es para mí lo que significa una nominación o un premio, como la Biznaga en Málaga por “Libélulas”. Cualquier reconocimiento que venga me alegra y será bienvenido, pero yo sólo pido seguir teniendo entre mis manos historias de mujeres que tienen algo que contar y que me permitan asumir nuevos retos.

Milena Smit y el director Luc Knowles, en la presentación de 'Libélulas', que llega a los cines el 16 de septiembre. | Carlos Alvarez / GETTY

¿Cómo ha sido grabar tu próximo proyecto, 'La chica de Nieve', junto a Coronado, también para Netflix?

Ha sido un viaje muy intenso, porque interpretar a Miren ha supuesto un viaje duro, pero del que he disfrutado a lo grande. Tener a Javier (Castillo), autor de la novela, cerca ha sido muy importante desde el principio, ya que interpretar al personaje que el creo y llevó a medio mundo me ha ayudado mucho de la mano de los directores, Laura y David. El equipo ha sido vital en todo el rodaje y rodar en Málaga fue genial. Jose es un gran compañero y verle trabajar es un aprendizaje. Creo que hemos contado una historia que va a enamorar a muchos y esperamos que todos se enamoren de la historia en la misma medida en la que nos hemos dejado la piel para que el espectador la disfrute.

Milena con Pedro Almodovar, en la última ceremonia de los Premios Goya 2022. | Carlos Alvarez / GETTY

Tienes un lenguaje propio, inconfundible, en el mundo de la moda: ¿es un personaje que has construido junto a tu estilista, para diferenciarte o eres realmente tú expresándote?

Yo soy la cara visible, pero lo que se ve es el resultado de todo un trabajo en equipo: Freddy Alonso (estilista), Rebeca Trillo (make up Artist), Carlos Ramos (mi representante) y Andrés García Luján, fotógrafo y amigo, que me coge de la mano ante cualquier locura que se me ocurre. Sin ellos, nada sería posible y tengo la suerte de que todos entienden mi estilo y la importancia de ser fiel a él, a pesar de que al principio no todos lo entendieran y que el tiempo ha hecho que muchos lo compartan y valoren.

Tu nombre se ha asociado a marcas tan prestigiosas como YSL Beauty o Cartier: ¿qué tiene que tener una marca para asociarte a ella?

Personalidad. He tenido la suerte de poder ir construyendo una imagen fiel a mi estilo y a todo aquello con lo que me siento cómoda, pero tener la oportunidad de ser embajadora de Saint Laurent, YSL Beauty y Cartier me hace muy feliz, porque considero que ellas, unidas, tienen una coherencia y apuestan por una mujer que arriesga, empoderada y fuera de lo normativo. Estoy muy feliz por poder hacer este camino con compañeros de viaje que entienden la imagen como la entiendo yo.