“Me gusta cómo escribes”

Cuatro autores consagrados nos presentan a sus noveles favoritos. Ocho ideas para leer.

MARTA FLORES/E. AGUADO/CRISTINA ROS

Fernado Delgado y Esther Bendahan
Punto de encuentro. Dice Fernando que, para él, Esther fue un descubrimiento. «Cuando el editor me sugirió que presentara su novela, me fie de su criterio, pero la verdad es que luego la obra me sorprendió gratamente, tanto por el tema como por la forma de escribirlo. » «A mí me encantó que fuera él –reconoce la escritora–, porque siempre le había admirado mucho.» Soledad o bullicio. Mientras a Fernando le gusta escribir sin nadie alrededor, Esther necesita que la molesten: «Trabajo donde juegan mis hijos. Me he acostumbrado a parar, y cuando estoy sola, echo de menos las interrupciones, las busco. Aunque suene raro, el ruido me estimula.» Proyectos. Esther presenta la novela “Déjalo, ya volveremos”, mientras que Fernando ha recuperado un libro que empezó hace años sobre su experiencia como profesor en un reformatorio.

PARECE MENTIRA
Fernando Delgado (Planeta, 18,50 €). Una visión de los últimos diez años de la historia de España, con retrato de algunos de sus protagonistas. Hechos, anécdotas, cine y política a través del prisma del escritor.
DÉJALO,YA VOLVEREMOS
Esther Bendahan (Seix Barral, 18 €). Reina es una niña judía que vive las consecuencias de la marginación que afecta a su familia. Su carácter observador la hace madurar.

Soledad Puértolas y Nicolás Casariego
Punto de encuentro. Nicolás pidió a Soledad que presentara su libro, “Cazadores de luz”, finalista en el premio Nadal 2005. Se conocían de antes, pero la escritora accedió no sólo por esa relación, sino porque se encontró con una placentera lectura: «Leí una novela que no me esperaba y, además, tuve la oportunidad de decirlo en público.» «Como todo el que comienza, deseas que alguien a quien admiras te eche una mano. Siempre me ha gustado la elegancia de Soledad, difícil de encontrar en otros autores », asegura Casariego. Vidas paralelas. Soledad estudió Periodismo para ganarse la vida. Pensaba que escribir era «demasiado privado para sacar dinero de ello». Nicolás acabó Empresariales y ejerció de contable diez años. «Empecé a escribir a escondidas y acabó convirtiéndose en una necesidad personal.» Proyectos. Puértolas escribe un libro centrado en un único protagonista, de la adolescencia a su madurez; Nicolás ha acabado uno de relatos y empezará otra novela.

HISTORIA DE UN ABRIGO
Soledad Puértolas (Anagrama, 15 €). Por este libro pasa una galería de personajes que deja al descubierto los valores morales de nuestra época. El lector no tarda en familiarizarse con los protagonistas, porque cada una de las historias refleja la de uno de nosotros.
CAZADORES DE LUZ
Nicolás Casariego (Destino, 19 €). Una novela de intriga y de amor que gira en torno al fingimiento y el poder de una sociedad obsesionada por la imagen y el consumo. El autor pone en tela de juicio nuestro presente, y nos ofrece el retrato de una realidad imaginaria.

Vicente Verdú y Pablo Nacach
Punto de encuentro. Pablo llegó a Madrid con 50.000 pesetas y el teléfono de Vicente Verdú. Le llamó porque quería entrevistarlo para ampliar su tesis doctoral. «Pablo es el que más promete de los escritores que conozco. Es culto e inteligente», comenta Verdú. A lo que el novel responde: «De Vicente destacaría su honestidad intelectual y su pasión por todo lo que hace.» Estaba escrito. «Siempre he querido ser escritor. A los veinte años, el sentimiento de culpa no me dejaba vivir. Cuando publiqué mi primer libro, sentí que había cumplido con un deber», señala Verdú. «Experimenté algo parecido. Mi primer libro surgió en Buenos Aires, a los 23 años. Recopilé un montón de cosas que tenía escritas, las grapé y las vendí en bares y librerías.» Proyectos. Pablo publica en mayo “Entre la danza y la guerra: ese juego llamado fútbol” (Ed. Lengua de Trapo); Vicente trabaja en un libro intimista.

YO Y TÚ, OBJETOS DE LUJO
Vicente Verdú (Debate, 17 €). Reflexión sobre el individualismo, el consumo desenfrenado y el narcisismo que han imperado en la última década. Verdú habla del ‘personismo’, la primera revolución importante del siglo XXI.
LAS PALABRAS SIN LAS COSAS
Pablo Nacach (Lengua de Trapo, 15,60 €). Análisis claro e incisivo sobre el discurso publicitario. Según el autor, las palabras se alejan de lo que nombraban, y la marca se distancia del producto que vende.

Rosa Regàs y Luisa Castro
Punto de encuentro. Se conocieron en Oviedo en un homenaje al poeta Ángel González. Cuatro años después, coincidieron en un encuentro de Nuevos Narradores. «Rosa nos daba una charla doctoral y nos explicaba que ella también se sentía novel, porque había empezado tarde a ser escritora. Yo siempre la he sentido tan cercana...», comenta Luisa. Se intercambiaron sus libros y, cuando Regàs leyó “Viajes con mi padre”, envió un mail de felicitación a Luisa: «Suelo hacerlo cuando algo me gusta, y esa obra me impresionó: Luisa reúne esa mezcla de ternura y coraje tan difícil de encontrar hoy.» Almas gemelas. «Rosa ha sido mi hada madrina. Admiro su inteligencia, su generosidad, su trayectoria… y compartimos la pasión por la literatura », confiesa Luisa. Proyectos. Rosa prepara un libro de cuentos y tiene una novela a medias. «Estoy ocupada con otros temas y me cuesta encontrar tiempo.» Luisa acaba de presentar su último libro, ganador del premio Biblioteca Breve: «A ver cómo funciona...»

VOLCANES DORMIDOS
Rosa Regàs y Pedro Molina Temboury (Ediciones B, 18 €). Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá: Centroamérica redescubierta por dos miradas lúcidas. Ganó el premio “Grandes viajeros”.
LA SEGUNDA MUJER
Luisa Castro (Seix Barral, 17 €). Una historia sobre la edad y el amor, acerca de dos generaciones enfrentadas: un hombre de 57 años y una joven que empieza a saborear el éxito. Una novela llena de pasión y lucidez.