Marlango

La banda de Leonor Watling vuelve con The Electrical Morning, su disco más enérgico, guitarrero y maduro.

Isabel Loscertales

Comenzaron sin mayor ambición que tocar ante sus familias. Cuatro años y dos álbumes después, han logrado doble Disco de Oro, un estilo muy personal y que su música se escuche hasta en Tokio. Leonor Watling, Alejandro Pelayo y Oscar Ybarra lanzan tercer título y el single Hold Me Tight es un avance de su sensualidad y vitalidad.
¿Es The Electrical Morning más optimista?
Leonor: Tiene más energía y sentido del humor. Aunque la melancolía sigue presente, hemos perdido el pudor, hemos llegado a ese tipo de madurez en el que ves que nunca madurarás (ríe).
¿Y eso se traduce en más pop y menos jazz?
Alejandro: Sí, ahora hay varias melodías principales, las canciones son más ricas. El tiempo y la experiencia crean la necesidad de reinventarse.
Contáis con la colaboración de Miguel Bosé, Jorge Drexler, Pablo Novoa, Suso Saiz...
A.P: Es maravilloso ver cómo amigos con ese talento dan lo mejor de sí con un tema que no es suyo.
El título del disco hace referencia a los amaneceres que nos sorprenden sin haber dormido...
A.P: Es un momento del día en el que todo es posible, se junta el que viene de fiesta con el que acaba de madrugar. Resume nuestro momento vital.
¿Cuál ha sido vuestra mañana más eléctrica?
L.W: Cuando madrugas y encuentras gente que no ha dormido, viven en el ayer y tú en el mañana.
¿Qué tipo de letras escucharemos?
L.W: Mucha mezcla, son polaroids de momentos. Me ha parecido un reto hacer temas más alegres.
¿Cuánto hay de personal, de Eli (como la llaman en casa) Ceballos (su primer apellido), en ellas?
L.W: Mucho, como en todo lo que hago, no sé separar… Escribir es mi terapia, así es cuando puedo dejar de pensar las cosas. Aunque tengo otras como la fotografía, dibujar y ¡perder el tiempo!
¿Qué música le pondrías a tu vida ahora?
L.W: Jeff Baker, porque me relaja. Tengo ganas de enseñar el disco ¡pero también mucho miedo!