Manual de crisis

Traducimos la jerga financiera para que estés al día de todo lo que está ocurriendo.

Mariola Montosa

Si algo bueno tiene la crisis es que hemos aprendido vocabulario. Default, rating o prima de riesgo ya forman parte de nuestro
léxico, pero ¿sabemos realmente lo que significan y cómo afectan a nuestro bolsillo? Mónica Guardado, directora de AFI Escuela de Finanzas Aplicadas, e Isabel Costa, profesora de Esic Business Marketing School, nos ayudan a descifrar estos términos para que el desconocimiento no agrave el pánico. Al contrario, a más información, mejores decisiones podremos tomar para nuestros ahorros.

Agencias de calificación
Los países y los bancos recurren a financiación externa y estas agencias analizan el riesgo de impago. A mayor riesgo, los deudores deberán ofrecer una mayor recompensa (es decir, más intereses) para que los inversores presten dinero. La calificación (nota o rating) afecta, por tanto, al coste en el que incurre un país para financiarse y sirve de referencia a los inversores. Una nota
mala es síntoma de que las cosas no van bien, lo que genera desconfianza entre los inversores, que pueden llegar a no prestar dinero ni siquiera a cambio de una gran rentabilidad. La mejor nota es una triple A (riesgo muy bajo). De ahí para abajo empiezan los problemas hasta llegar a la doble C (insolvencia).

Prima de riesgo/diferencial
Es la cantidad (en concepto de intereses) que tiene que pagar un Estado con riesgo de impago frente a uno que no tiene riesgo. Si un país con alto riesgo paga un 4% de interés y uno sin riesgo paga un 1%, la prima es del 3% (o 300 puntos). A mayor prima, más diferencia entre ambos países y mayor desconfianza para el que sufre el riesgo. En la UE, el referente es Alemania.

Deuda soberana
Los inversores prestan dinero a los Estados comprándoles deuda. Para ello los Estados emiten valores (el papel que les compromete a devolver el dinero) a través de letras, bonos y obligaciones. Colocar deuda significa emitir valores, y deuda soberana es la deuda del Estado con los inversores. La crisis de deuda europea tiene dos niveles: países que no pueden devolver el dinero que les han prestado porque están en quiebra o al borde de la misma (Grecia) y países que tienen dificultades para colocar nuevas emisiones, lo que les obliga a ofrecer intereses más altos como cebo (España, Italia…).

Zona de rescate
Se produce cuando hay problemas para colocar la deuda y/o los intereses son tan altos que no se pueden asumir. En teoría, el límite para rescatar un país se cruza cuando la prima supera los 400 puntos y los intereses alcanzan el 7%, aunque también se tienen en cuenta el déficit o el crecimiento del PIB. Fondo de Rescate: bolsa de dinero de la Eurozona para aquel país que, de manera excepcional, necesite un préstamo para devolver la deuda que no puede pagar. A cambio, deberá tomar medidas para
devolver la deuda antigua y el rescate. Grecia, Irlanda y Portugal ya lo han utilizado. España negocia las condiciones para rescatar la banca.