Ambiente del Mad Cool Festival. | GAA / GTRES

El atípico y exitoso arranque del festival Mad Cool, donde Metallica lo llenó (casi) todo

Con Metallica como cabeza de cartel de la edición de 2022, el festival vibró al ritmo del rock. Pero hubo otras sorpresas.

Clara Hernández

Un mar protagonizado por camisetas negras dio la bienvenida el miércoles a la primera jornada del Mad Cool 2022, el mayor festival que se celebra en Madrid y que, para su jornada inaugural, se desprendió de su habitual fervor por el pop y los postulados indies para mutar en aguerrida cita rockera encumbrada por Metallica, que lo llenó todo.

La banda estadounidense de trash metal comandada por James Hetfield y secundada por el guitarrista Kirk Hammett —que cuando llegó su turno adornó el escenario con un vuelo de rizos, de riffs (bellos y atronadores) y de Converse (brillibrilli y abotinadas)— había sido la razón por la que las entradas del miércoles (70.000, contando abonos) fueron las primeras en agotarse en esta edición. 

Ambientes del concierto de Metallica en Mad Cool Festival 2022. | Javi García

El primer día del Mad Cool más nervudo les perteneció a ellos muy a pesar de Placebo, una de las bandas británicas con directo engominado y brillante, que puso música a la puesta de sol —qué extraños y bonitos son los conciertos a la luz del día, se oía, especialmente, en la zona Vip, donde el tequila Jose Cuervo fascinaba almas y la balconada proporcionaba una vista 180º anaranjada. Un lujo—.

- Cinco artistas que no te puedes perder en el Mad Cool Festival.

- Los festivales de música 'imperdibles' de 2022

Antes de que una parte del público abandonara a Placebo, sumándose a una peregrinación mayormente enlutada y diversa (en cuanto a edad y acompañantes; algunos, familias con niños) que tenía como destino el escenario contiguo donde Metallica tocaría después, la formación británica aún tuvo tiempo de interpretar su pop glam, a veces agónico, a veces sonriente que culminó con una versión de 'Running up that hill', el tema de Kate Bush que se ha convertido en número 1 gracias a la serie 'Stranger Things'. Y a pesar de la distancia que nos separaba del escenario bautizado Madris is life que ocupaban, podíamos notar cómo Brian Molko, parapetado tras un bigote y unas gafas de sol blancas vintage, resplancecía (por cierto, antes de Placebo y Metallica, vimos a Yungblud y nos gustó. Muy divertido).

Concierto de Yungblud en el Mad Cool Festival 2022. | Andrés Iglesias

Pero llegó la hora de Metallica y no hubo tiempo para nada más que para ellos y su maquinaria exacta y poderosa. James Hetfield, que pronto será sexagenario pero que tiene un cuerpo rotundo y joven, con extremidades capaces de azotar la guitarra con fiereza rítmica sin acusar cansancio y una garganta preparada para entonar sin inmutarse mientras sus compañeros de grupo -junto a nuestro adorado Kirk Hammett y su guitarra con forma de tabla de ouija, Lars Ulrich y Robert Trujilllo- presumían de veteranía y entrenamiento. Pura precisión.

Sonaron seguras y perfectas 'Fade to black', 'Master of puppets' (que sirvió para cerrar por todo lo alto), 'Nothing else matters' o una versión de 'Whiskey in the Jar', de Thin Lizzy. Hetfield exhibió simpatía televisiva y amable, hubo fuegos artificiales, fusiones de banderas de España con el logo de Metallica y un público entregado. 

Carly Rae Jepsen en el Mad Cool Festival 2022. | Mad Cool

A lo lejos, en el único escenario donde no llegaban la apisonadora de Metallica, Carly Rae Jepsen, actualmente rubia platino, encantadora, emitía ondas de pop dulce y provocaba sonrisas con su 'I really like you' y 'Call me maybe' ante un público más joven, de melenas con efecto líquido, que bailaba a saltitos. Y era bonito. 

Mira además: