Los caminos de Morfeo

Tenían mono de disco y gira así que nos citan con un claro Nos vemos en el camino. Te avisamos: su primer single te enganchará.

Silvia Martín

David es el más celta, Juan, el roquero, y Raquel, la pop. La fama no se les ha subido a la cabeza, tampoco a una Raquel que se tira físicamente para atrás cuando hablas de Alonso sin nombrarlo. Buena gente.
¿A quién se le ocurrió lo de Para toda la vida, el primer single del nuevo disco?
David: A mí. Me gusta personalizar los temas cuando compongo. Quería mostrar el valor de conservar algo cuando has encontrado lo que quieres, porque a veces te relajas. Hemos hecho más de 190 conciertos, vamos por el segundo disco y estamos enamorados de lo que hacemos. Hay que intentar que El Sueño sea lo más largo posible.
Pensaba que había sido cosa tuya, Raquel. Una declaración para que no te dieran más la lata con la boda...
Nada que ver. Yo ese tema no lo toco nunca. Si hubiese sido otro tipo de letra seguro que también habría quien le buscara tres pies al gato. Estoy muy centrada en el disco y en mi trabajo; en otros temas, ni entro ni salgo.
El segundo disco es más difícil que el primero. ¿Satisfechos del resultado?
Juan: Muy satisfechos. Lo hemos dado todo. Es fiel a nuestro estilo, pero más intenso.
¿Os gustó salir en la banda sonora de Cars?
Raquel: Nos encantó. ¡Hasta me gustaría ponerle voz a una de las princesitas Disney!
Solo tienes que decirlo… ¿A cuál?
Me pido la Sirenita. Soy superfán. Me sé todas las canciones de la peli.
¿Qué os gusta hacer fuera del escenario?
Juan: Practicar surf, la fotografía, diseñar… (Abrirá una tienda de moda en breve). David: Yo soy un freaky de los aviones; hasta hice un curso de piloto hace unos años. Raquel: A mí me gusta ir de compras, viajar y hacer trapitos. Me he comprado una máquina de coser portátil –me enseñó a coser mi abuela– y hago mis diseños.