La versión DVD de '50 Sombras de Grey' incluirá una escena eliminada

Woman.es

Durante unas semanas ha sido el tema de moda: ¿has visto '50 Sombras de Grey'? ¿Era lo que esperabas? Para muchos fans, era lo que tenía ser (especialmente siendo una superproducción hollywoodiense), pero para otros, la película (que, no obstante, lleva recaudados más de 500 millones de euros) era demasiado suave en comparación con el bestseller mundial.

La maquinaria del cine y el marketing se han puesto a trabajar para que todo el mundo esté contento y, según informa el Daily Mail, la versión en DVD, para disfrutar en el hogar, incluirá un "director's cut" con una escena eliminada que promete contentar a los fans.

Porque el cine es una cosa, y hay que mantener las formas (si las cosas suben mucho de tono, algunas salas pueden decidir no emitir la película y relegarla a otro tipo de establecimientos especializados en cine erótico), pero en la compra y alquiler hay otras libertades. En la versión en pantalla grande, se han contabilizado, en concreto, 7 escenas de sexo, un total de poco más de 20 minutos, pero la nueva escena, de unos 10 minutos, prometen, cambiará las cosas.

De hecho, es la clasificación de la película de cara a su proyección en cines la que hizo que esta escena no viese la luz, según confirma Dylan Neel, que interpreta al padrastro de Anastasia en la cinta: "Cuando grabábamos siempre tuvieron en cuenta tener una calificación R [que pueden ver menores de 17 acompañados de un adulto], pero hay un montón de material que se quedó en la sala de edición que la llevaría a la calificación N-17 [que solo pueden ver mayores de 17]".

Mientras, los actores y esa industria cinematográfica que tan contenta está con los resultados de taquilla, han comenzado las negociaciones para la secuela (recordemos que se trata de una trilogía... O más, si aprovechan el tirón, como en "Los juegos del hambre" y deciden dividir los libros en varias partes): según confirman varios medios internacionales, tanto Jamie Dornan como Dakota Johnson podrían haber pedido cachés de siete cifras por su participación en la nueva entrega (que no se rodaría hasta 2016 y se estrenaría en 2017).

Si bien casi cunde el pánico cuando se rumoreó que a la mujer de Dornan le preocupaba el impacto de la saga en su carrera y le había recomendado no seguir, lo cierto es que ambos actores firmaron, en su día, un contrato por las tres películas. El problema viene ahora en cuanto a sus salarios (cobraron 250.000 dólares, casi 240.000 euros, por la primera, más bonus), que deberían ser acordes al éxito alcanzado en este primer momento pero con los que hay que ser cautelosos: ¿seguirá Grey llevando al cine a millones de personas?