La saga continúa...

En la estela de los grandes nombres del género policíaco, J. M. Guelbenzu da un nuevo giro de tuerca al personaje de Mariana de Marco con “Un asesinato piadoso” (Ed. Alfaguara), la cuarta entrega de la saga.

Una trama de mentiras, secretos inconfesables y resentimientos familiares en la que nada es lo que parece y donde la frontera entre inocencia y culpabilidad se desdibuja poco a poco a medida que avanza la investigación.
Sinopsis
Hace apenas unos meses que Mariana de Marco ha llegado a Cantabria para cubrir una vacante en los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción. Un brutal asesinato rompe la monotonía y obliga a la juez a enfrentarse al interrogatorio de los miembros de una de las familias más respetadas y poderosas de la ciudad, pero, pocas horas después de abrirse la investigación, el caso parece cerrarse con la confesión del presunto culpable. Un culpable que dice haber actuado movido por los más nobles sentimientos de compasión y solidaridad con su familia. Para Mariana de Marco, sin embargo, el caso no ha hecho más que cerrarse en falso. Los interrogatorios prosiguen y la calma chicha en la que parece haber derivado la investigación empieza a revelar inquietantes detalles de una aterradora marejada de fondo.

Pocos días después, y mientras Mariana de Marco resiste los nada sutiles coqueteos de su obsesivo y celoso primo, el intento de suicidio de la esposa de la víctima da un nuevo vuelco al caso y provoca el retractamiento del presunto asesino, que niega ahora ser el autor del crimen. Los interrogatorios al entorno de la víctima continúan y Mariana debe decidir a cuál de las dos familias conceder la custodia de la hija de la pareja. Una mala decisión, basada en las evidencias provisionales recopiladas por los investigadores, podría llegar a poner en peligro la vida de la niña. Pero Mariana de Marco tiene un plan para obligar al verdadero culpable a salir a la luz…