‘La Fuga’ conquista Toledo

Dicen que las grandes bandas de música son aquellas que durante un concierto te permiten vivir un sinfín de sensaciones. El pasado miércoles La Fuga lo consiguió; euforia, emotividad, alegría e incluso locura se intercalaron durante las dos horas que duró su concierto, horas en las que Toledo volvió a convertirse en capital de España.
El preludio a la intervención de los cuatro cántabros lo marcó "Song to the siren"; otras bandas ya lo habían hecho antes y, viendo el resultado de éstas, estaba claro que la noche en un Recinto Ferial de la Peraleda abarratado iba a ser grande. Y bien que lo fue. Muy grande.
A continuación, Rulo y los suyos saltaron al escenario con una energía inusitada para cantar “No sólo respirar” un tema de su último disco. El buen rollo mostrado por el conjunto ya desde esta primera canción hizo que el público se volcara totalmente con ellos, y La Fuga contrarrestó con un espectacular derroche de música y voz casi irrepetible. Esa simbiosis entre ambos factores creó una química especial en el ambiente que permitió que la noche fuera todo un éxito.
Pese a que están en plena gira de presentación del nuevo disco, Asuntos pendientes, los de Reinosa quisieron contentar también a los seguidores más fieles, de tal modo que esas canciones se fueron intercalando con éxitos de discos anteriores.
Hubo tiempo para todo. Desde canciones en las que el público enloquecía de júbilo, con saltos y gritos exacerbados, como con “Majareta”, “Jaleo” o “Negociando gasolina”, hasta momentos más emotivos que llegaron a poner la piel de gallina al espectador, con baladas como “Por verte sonreír”, “Vengo” o “Balada del despertador”, con mención especial para la actuación en “Miguel”, que emocionó a todos y cada uno de los ahí presentes, incluido el propio Rulo, quien al terminar espetó un magnífico "Bendito tesoro: una canción" que cautivó al más inexorable.
Hubo momentos de pura diversión y majadería como con “Pedazo de morón”, críticas a políticos y jefes o a ciertos programas de televisión (“Sueños de papel”). Guiños a los más fiesteros y bebedores, a las chicas ahí presentes, y hasta ocasiones en que el público se convertía en el cantante (el final de “Por verte sonreír, apoteósico). Y es que La Fuga ha demostrado que lo dan todo por su los que les siguen, y consigue que éstos se entreguen como con pocos.
Para terminar, y después de dos bises dada la insistencia de los ahí presentes, ”P“aquí p”allá“, una canción que se ha convertido en un auténtico himno, y ”Heroína“, todo un clásico contra la maldita droga. Se llegaba de este modo a un final en pleno jolgorio, con vítores continuados y gestos y muecas de los cántabros agradeciendo a su público el buen rollo vivido durante toda la noche.
Continúa la gira
Pero el tren no para para La Fuga. No hay nada mejor que una gira por todo el país para promocionar el nuevo disco, y en eso están estos cuatro artistas. Hoy mismo, y mañana, actuaciones en Barcelona, para posteriormente visitar Barakaldo, Segovia o Madrid, entre otras.
Por lo pronto, la parada de anoche después de seis años sin pisar suelo toledano fue todo un éxito. Si había algún asunto pendiente con Toledo, quedó zanjado. Sin duda.