John Boyne cambia de rumbo

A punto de estrenarse la película 'El niño de pijama de rayas', el autor más vendido del momento estrena libro. Ahora nos lleva al mar.

Lleva casi dos años en las librerías, pero ‘El niño con el pijama de rayas’ (Salamandra) sigue siendo nº 1 en las listas de ventas. Su autor, el irlandés John Boyne, cambia de rumbo con la novela ‘Motín en la Bounty’ (también Salamandra), el relato sobre una de las rebeliones más famosas de la historia naval. Un lanzamiento que coincide con el estreno, el 26 de septiembre, de la adaptación cinematográfica de su best seller.
¿Cómo le ha cambiado la vida el éxito? ¿Se lo esperaba? ¿Lo buscaba?
Antes de publicar el libro había escrito otros que no llegaron a un gran número de lectores; y como muchos escritores de mi generación aspiraba a cierto reconocimiento. ‘El niño...’ me ha abierto todas las puertas del mundo: no solo me ha permitido publicar en muchos países, sino también rescatar obras anteriores y llegar a una audiencia que antes ni hubiera soñado. Esto le ocurre a pocos escritores, así que me llena de orgullo.
Después de una experiencia así, ¿no siente más que nunca la presión de seguir arriba?
En absoluto. Sería una pérdida de tiempo y energía innecesaria. La vida es demasiado corta. Cada vez que me pongo delante de una hoja en blanco intento convertirla en el mejor libro que jamás haya escrito. Eso es lo único que me preocupa.
¿Qué le llevó a revisar un hecho tan conocido como el motín de la Bounty?
La verdad es que la historia me fascina desde niño ¡He visto todas las películas sobre el tema! Pero hace dos años leí un libro de no ficción que mostraba al capitán William Blight como un monstruo, algo con lo que no estoy para nada de acuerdo, así que decidí escribir mi propia versión.
¿Qué tiene su libro que no hayamos visto ya en las versiones cinematográficas?
Creo que todas las películas demonizan al capitán Blight. Yo, en cambio, no lo veo como un monstruo, sino como un buen marinero. Por eso, en mi novela, es más amable e inteligente. Aunque es ficción, intenté que pareciera verídico.
Tardó sólo dos días en escribir un éxito como el ‘El niño ...’, ¿ha querido batir un nuevo récord con este?
(Risas) No, no, este me ha llevado 18 meses porque tanto la historia como la estructura son más complejas. Es cierto que tardé solo dos días en escribir ‘El niño…’ ¡pero luego me pasé seis meses reescribiéndolo!
¿Concibió su última novela pensando en una posible adaptación al cine?
¡Para nada! ¡Ni aunque quisiera! Trasladar mi historia a la pantalla saldría bastante caro… (risas). Además, ya hay tres versiones, y no creo que Hollywood necesite otra. Creo que es un error para cualquier autor escribir pensando en el cine.
¿Y ya ha visto la película de ‘El niño con el pijama de rayas’? ¿Nos la recomienda?
¡Por supuesto! Me ha encantado y pienso que es bastante fiel al libro. El director y guionista, Mark Herman, añadió algunas historias, pero la esencia y los personajes siguen estando ahí. Nadie podría haberlo hecho mejor