Hugo Silva es uno de los protagonista de esta comedia negra producida por Mediapro para Movistar +, que cuenta con dos temporadas. | Álvaro Tomé

Hugo Silva: "Yo tuiteo como si fuera el vecino del quinto. Y luego vienen las hostias"

El actor estrena la temporada final de la serie 'Nasdrovia' (Movistar Plus+), una comedia negra, ácida, diferente, divertidísima en la que le vemos inmerso en esa crisis de los 40 que nos persigue a todos... Sí, él también es humano.

Ester Aguado

Tiene la agenda de un ministro. Pillar al actor madrileño para charlar un rato es tarea casi imposible, porque compagina tres proyectos hasta agosto... Y es que Hugo es capaz de volver a 'Los hombres de Paco' como si no hubieran pasado 20 años y, al mismo tiempo ser 'rock&roll' junto a Álex de la Iglesia ('Las brujas de Zugarramurdi, 'Mi gran noche') o un divertido peón de Almodovar ('Los amantes pasajeros'). Ahora firma la segunda y última temporada de 'Nasdrovia', una genial serie producida por Globomedia (The Mediapro Studio), junto a Leonor Watling. Si no viste la primera parte de esta serie española tan 'rara avis', dedicarle seis horas seguidas merece la pena. Palabra.

¿Ésta es una serie extraordinaria de personajes o una serie de personajes extraordinarios? No tengo claro qué es mejor...

Los personajes son buenísimos porque el guion es extraordinario. 'Nasdrovia' es un bichito raro dentro del panorama audiovisual. Yo nunca había participado en un producto así, con ese punto de vista tan original, con tanta personalidad. Es una serie muy moderna por los pocos referentes que hay en España de este tipo de comedia, quizá en la televisión inglesa haya más con ese pulso... La primera temporada está muy bien como declaración de intenciones, pero en esta segunda entrega le han dado una vuelta de tuerca y es una locura. Es un producto muy extremo y mola.

Dicen que la realidad supera siempre a la ficción y esta serie es tan de 'gilipollas cotidianos' que podría ser real, ¿te dio esa sensación al leer el guion?

Los personajes son de tal bajeza moral que sí, son completamente creíbles, sobre todo en su día a día; luego lo que les pasa es extraordinario. Y por eso engancha mucho, porque tiene una mirada especial en la que se refleja el desencanto existencial, cuando uno va cumpliendo años, echa la vista atrás y dice: "¿pero yo qué he hecho con mi vida?". El descoloque que viven los personajes en la primera temporada sirve de abono para asistir a cómo acaban en la segunda.

Hugo Silva (Julián), Leonor Watling (Edurne) y el ruso Anton Yakovlev (Boris), protagonistas de la serie 'Nasdrovia'. | MovistarPlus+

¿Tú has pasado por la crisis de los 40, como Julián, tu personaje? Se te ve cómodo en tu piel...

Sí, sí, yo creo que todos pasamos por ahí antes o después. Y no tiene por qué llegar a los 40... puede ser a los 43, a los 45... Cualquiera con mi edad seguro que se levanta cada día pensando que aún tiene 32 y, según van pasando las horas, la vida se encarga de ir dándote hostias y te va poniendo en tu sitio (risas). Yo me levanto con 29 años todos los días y luego llega alguien y te llama señor y ya la cosa cambia (risas). Si lo piensas, estás justo en la mitad de tu vida, como mucho... y eso agobia, ¿no?

¿A ti te van las drogas, como a Julián, o eres más de psiquiatra o de 'cuarta pared', como tu ex-mujer, Edurne (interpretada por Leonor Watling)?

Yo soy muy de 'cuarta pared', hablo mucho en voz alta. Echo mucho de menos, en mi día a día, tener una cámara para ir contándole mis cosas. Esto existe ya, la gente lo hace, pero quizás porque soy de otra generación el publicar continuamente lo maravillosa que es tu vida me da muchísimo pudor. Antes me pasaba también con las entrevistas, ahora menos.

¿Y te has hecho algún tatuaje, como Edurne, para quitarte años, en plan rebeldía 'teenager'?

Me los hice, pero de joven: me tatué dos veces, con veinte. Hace poco me quise hacer otro, se me ocurrió y llamé a mi prima, que está tatuadísima y tiene mogollón de estilo y le encantó la idea: "Vamos y nos lo hacemos juntos", me dijo. El final de la historia es que ella sí que se lo hizo y cuando fui yo, me empezaron a poner las plantillas, me cagué y me fui. Y en esas estamos. Me encanta la gente con 'tatoos', pero a mí me da ¿miedo? No lo sé. Me lo iba a hacer en un pie y justo en la primera secuencia de 'Nasdrovia' se me ven los pies y pensé: "Joder, Hugo, menos mal que no te tatuaste", porque salían en primer plano. Y, depende del tatuaje, no es tan fácil taparlo con maquillaje...

¿Tú has pasado en tu vida por una situación así, en la que no hay salida (su personaje y el de Leonor se ven abocados a colaborar con un mafioso ruso)?

Sinceramente, no. Una vez pasé por un episodio algo complicado con la policía brasileña, pero tanto como para no ver la salida, no.

Los rusos de la serie 'Nasdrovia', con Anton Yakovlev a la cabeza. | MovistarPlus+

¿Habías participado antes en un rodaje tan internacional como éste?

Sí, he rodado bastante, con todo el equipo hablando en inglés y fíjate, todos los rodajes funcionan con el mismo mecanismo, las mismas pautas, todos se parecen, es una técnica universal. Cuando estás trabajando en otro idioma, tardas un poco en que se acostumbre el oído, pero no resulta complicado, de verdad.

¿Los actores rusos de esta historia eran tan especiales como sus personajes?

El casting no puede ser más acertado y no todos son rusos, aunque lo parecen. Están muy bien elegidos por los rasgos, pero también por su valía, porque son actorazos. Tienen muchísima talla y, sobre todo, son los actores adecuados para esos personajes. Y de eso sí que me fui dando cuenta según íbamos rodando, del ojo que había tenido Luis San Narciso para ficharlos.

Dicen que es la temporada final, pero esta historia podría continuar, ¿no?

¡Ojalá! Yo, por mí, encantado. Lo que pasa es que, ya sabes, estas son decisiones que no tienen nada que ver conmigo, ni siquiera con los creadores de la serie (Sergio Sarria, Luismi Pérez y Miguel Esteban), es cuestión de Movistar Plus+. Pero nunca se sabe, yo he hecho últimas temporadas de 'El ministerio del tiempo' unas cuantas, y luego hemos vuelto. Me daría mucha pena que fuera la última. Ni siquiera nosotros sabíamos que era así cuando la estábamos rodando.

Esta serie es perfecta para hacer un maratón y ver los 12 episodios del tirón, ¿qué otras nos recomiendas para eso?

Todas las que tengan capítulos cortos, son los que más enganchan. Hace poco estaba solo en mi casa, en Cádiz, y resulta que sólo tenía Netflix y de repente descubrí de nuevo la serie argentina 'El marginal' -ya había visto las dos primeras temporadas hace tiempo-. Es una serie muy punki que tiene actuaciones gloriosas y me volví a enganchar y la acabé en nada. 'Fleabag' también es otra buena opción, bastante ágil y divertida. 

He visto que habías vuelto al cine con 'Un novio para mi mujer', de Laura Mañá, que estrenas este verano, pero has enlazado cinco series seguidas...

Esto es muy random, no obedece a ninguna estrategia, es lo que va saliendo (acaba de rodar dos series inglesas, una de ellas es 'Crossfire'). Si te soy sincero, yo ya no miro si es cine o tele... desde el punto de vista de preparar un trabajo, es lo mismo. Pero creo que hay que hacer cine porque no quiero que las salas se cierren: las obras se disfrutan mucho más en el cine y no porque se vean con mejor calidad de imagen y sonido, si no porque se crea una atmósfera mágica junto al resto del público. Vivir algo colectivo es mucho más divertido, es lo mismo que pasa con el teatro. En tu casa, ni te vas a concentrar tanto, ni a reír tanto, ni a emocionar tanto.

Tú eres mucho de compartir, ya vemos la que lías de vez en cuando en Twitter (@rastacai)...

¿Sabes qué me pasa? Que yo tuiteo como si fuera el vecino del quinto, porque me siento así realmente. El problema es que soy Hugo Silva y, cuando vuelvo a abrir la red, ya está liada, con un montón de tuits, de trolls amenazándome... y ahí es cuando lo paso mal. No sé qué decirte... Cada vez intento ser más discreto, ¡pero a veces me apetece el salseo, como a cualquiera! y se me olvida la repercusión.