Grupos musicales que se dan a conocer por Internet

Más de 90 millones de jóvenes han convertido esta web en un foro donde relacionarse y darse a conocer. Descubre cómo son los españoles que la utilizan. ¿A qué esperas para unirte?

Ester Aguado

Es la comunidad virtual más grande del planeta y se basa en un hecho 100% comprobado: los amigos de mis amigos son mis amigos. Es decir, que el que está solo es porque quiere, ya que basta con tener una conexión a internet (desde un ordenador, un móvil o una PDA) para conocer hoy a miles de personas, a cualquier hora del día. Y todo gracias a Chris de Wolfe y Tom Anderson, dos estadounidenses que trabajaban juntos en ResponseBase, una empresa de SPAM –correo no solicitado– y que crearon, hace menos de cuatro años, www.myspace.com. Este social network nació como una alternativa a Friendster, una de las webs pioneras en socialización que, en horas de máximo tráfico, iba demasiado lenta y daba muchos errores. El boca a boca funcionó entre los usuarios, jóvenes de 14 a 34 años, que empezaron a darse de alta en MySpace a un ritmo vertiginoso. Unos pocos meses han bastado para que, de ser una de las múltiples opciones en internet donde intercambiar información, se haya convertido en el site más visitado de Estados Unidos, con 160.000 cuentas nuevas cada día. En Europa lleva poco más de un año de vida: en el Reino Unido se lanzó en febrero de 2006 y ahora acaba de ponerse en marcha la versión en castellano, que aún está en fase de prueba, pero tiempo al tiempo...
¿Dónde radica su éxito?
MySpace te permite, una vez que te has dado de alta, de forma sencilla y gratuita –se financia a través de publicidad–, disponer de muchos servicios desde una sola página web: puedes invitar a tus amigos a hacerse miembros, buscar gente a la que tenías perdida la pista, encontrar pareja, escribir tus páginas personales (los famosos blogs), subir fotos y vídeos, compartir música, enviar correo... Es ideal para los que detestan complicarse la vida, no tienen tiempo o no saben nada de programas, ya que tendrían que utilizar un proveedor o página web diferente para cada uno de estos servicios. En MySpace, lo tienes todo junto y en un solo clic.
Además, debido a su enorme éxito, es un canal perfecto para darse a conocer: por eso los artistas lo han explotado desde el inicio. De hecho, los músicos y sus fans fueron sus principales promotores al principio –sobre todo, los fanáticos de la música independiente de Los Ángeles–. Este grupo de gente afín creció tanto dentro de la comunidad que incluso Anderson y De Wolfe se plantearon abrir una delegación, que hoy es ya una realidad: myspacemusic.net. Gracias a ella, muchos grupos han pasado del anonimato a ser mundialmente reconocidos –como la cantante británica Lily Allen-, o a conseguir que una discográfica se animara a editar su primer trabajo –como los españoles Seine (con el sello Subterfuge).
¿Qué hay de nuevo, amigo?
MySpace ha convocado el concurso My Movie Mashup, entre residentes en el Reino Unido, para seleccionar al equipo que rodará una película. Este proyecto de creación cinematográfica online, que dispondrá de un millón y medio de euros de presupuesto, contará con la participación de los usuarios: ellos elegirán al director y a los responsables de fotografía, sonido, producción y distribución; podrán sugerir modificaciones en el guión y repartir los papeles entre los actores que cuelguen en la web sus trabajos en vídeo. La primera fase de la convocatoria acaba el 25 abril y la película se estrenará en verano de 2008. Un ejemplo genial de interacción.
Su lado oscuro
Sin embargo, no todas las respuestas a este tipo de iniciativas son positivas. Está comprobado que utilizar MySpace a según qué edades puede provocar adicción –como los videojuegos– y, en Estados Unidos –donde ya hay más gente navegando en la Red que viendo la tele– se han dado casos de escolares con graves problemas en los estudios (el usuario medio mira 500 páginas al mes y 37 en cada visita). «MyS pace es una estupenda herramienta para que los jóvenes creen con libertad su propia cultura. Podemos hablar ya, sobre todo en Norteamérica, de una generación online, pero tiene un peligro: que los padres no pueden controlar la información que les llega, y eso es fundamental a la hora de ejercer de educadores. Hay edades en las que los límites tienen que existir», asegura la socióloga Arancha de la Cuadra.
Los detractores de esta comunidad aseguran que cuando te das de alta, vendes tu alma al diablo, ya que estás obligado a ceder parte de tus derechos a News Corporation –la propietaria de MySpace, perteneciente al imperio informativo Murdoch–: así, das tu consentimiento para que puedan utilizar tu información privada y personal –las fotos, los vídeos, las opiniones– en sus publicidades, reportajes, promociones, etcétera. No hay que olvidar que esto es un gran negocio, que podría haber generado ya más de treinta millones de dólares.
La competencia
Google: Es un buscador de internet. Fue fundado en 1998 por Sergey Brin y Larry Page, dos alumnos de Stanford que se conocieron haciendo el doctorado en Informática. ¿Su objetivo? Organizar la inmensa cantidad de información disponible en la red mundial (más de 3.000 millones de páginas web) y hacerla accesible y útil. Se realizan 200 millones de búsquedas en www.google.com cada día.
Youtube: Un site de publicación gratuita de vídeos. Con una media de 72 millones de visitantes al mes, es uno de los éxitos más espectaculares de la historia de internet, logrado en apenas un año y medio de vida. Hace seis meses fue adquirido por Google a razón de 1.300 millones de euros. ¿Sus fundadores? Chad Hurley (29 años) y Steve Chen (27 años) que, para dar las gracias a sus usuarios, colgaron un vídeo de ellos mismos como homenaje a los cientos de millones de vídeoclips caseros que pululan por la Red.
Second Life: Es el Monopoly de la era digital, pero con dinero de verdad; ha revolucionado todos los conceptos, ya que no solo permite crear objetos y venderlos, sino que se pueden ofrecer todo tipo de servicios (como abogados, psicólogos o formadores). Hay quien compra islas para luego comerciar con ellas; o crea todo un centro comercial y alquila los locales. En este mundo virtual, que ya cuenta con más de 1,3 millones de habitantes, se cierran a diario transacciones por valor de unos 600.000 dólares.

La gran familia de la moda
Acaba de cumplir dos meses y ya se ha convertido en todo un fenómeno social; no hay nada como tener padrinos… Hablamos de www.iqons.com, la primera comunidad virtual especializada en el mundo de la moda. Los míticos diseñadores británicos John Galliano y Vivienne Westwood han sido los grandes impulsores de este nuevo MySpace –aunque con un diseño mucho más evolucionado y rompedor– que espera abrir el hermético universo de la moda a la próxima generación. De hecho, Iqons se ha creado como canal de comunicación para ayudar a los estudiantes de diseño y a los modelos en todo el mundo. Aquí, los aspirantes podrán codearse con grandes creadores, fotógrafos, estilistas y trendsetters, a la espera de que algún ojeador los fiche. Iqons tiene ya más de 5.000 usuarios –su acceso es gratuito–, con cerca de 600 incorporaciones cada semana. Anímate y muestra tu trabajo a través de álbumes online o limítate a cotillear sin más: verás que la creatividad no entiende de idiomas.