Galería Loewe, mucho más que un museo

Abre sus puertas, en pleno corazón barcelonés, la Galería Loewe, un espacio con exposiciones e instalaciones mutlimedia que repasa la excelencia artesana de los 166 años de historia de la firma.

Susana Fernández

Situado junto a La Pedrera, el inconfundible y espléndido edificio de Antonio Gaudí, en el número 91 del Paseo de Gracia, Galería Loewe supone un antes y un después en la historia de la firma. , distribuidos en cinco niveles, donde se exponen las creaciones y las pieles más emblemáticas de Loewe y se cuenta la historia de su evolución.

¿Qué verás?

Cada nivel se centra en un aspecto diferente de los 166 años de Loewe. La planta inferior está dedicada a la seda, con numerosos ejemplos de sus estampados proyectados en las paredes. La exposición va acompañada de una instalación de pañuelos en movimiento, creada por el artista Daniel Wurtzel, que recuerda a una pareja de bailarines.

Subimos a la entreplanta superior: allí nos espera una selección de las piezas de archivo de Loewe. Este viaje al pasado incluye una reconstrucción de un escaparate de Loewe de la década de 1960.

El nivel situado a pie de calle está dedicado en exclusiva al bolso Amazona, símbolo de la casa y su mayor éxito de ventas desde que se presentó en la década de 1970. Una instalación ilustra las distintas fases de la confección del Amazona, mientras que otra se centra en la cualidad de sus componentes, tanto de piel como metálicos. También se expondrán las herramientas empleadas para hacer estos bolsos.

Subimos un nivel más.Aquí la piel, el material a que debe su fama Loewe, es la protagonista. La exposición de esta planta tiene como objetivo subrayar las cualidades táctiles de las pieles de Loewe, con especial énfasis en su exclusiva napa. Presidiendo este espacio verás un árbol de gran tamaño símbolo del pasado, el presente y el futuro de la compañía. A su lado, un segundo árbol dará frutos en forma de bolsos Flamencode vivos colores.

Por último, el nivel superior alojará exposiciones temporales y un vestíbulo o zona de descanso para los visitantes. También servirá como punto de consulta, con mesas interactivas para las curiosas que quieran conocer más sobre la historia de Loewe.