Chanel, lista para Eurovisión en una rueda de prensa en Turín. | Nderim Kaceli / ipa-agency.net

¿Por qué España va directa a la final de Eurovisión, sin pasar por las semifinales?

Como en ediciones pasadas, España no tendrá que someterse a una semifinal antes de participar en Eurovisión 2022. Te contamos por qué. 

Clara Hernández

¿Por qué España tiene paso directo a la final de Eurovisión y no tiene que pasar antes por una semifinal, como sí se exige a la mayoría de los países que acuden al certamen? Esa es la pregunta que aflora cada año cuando nos acercamos a la celebración del festival, que este 2022 tendrá lugar en Turín el 14 de mayo. 

La respuesta es que España pertenece al grupo de los 'Big Five' de Eurovisión (en español, 'Los 5 grandes'), lo que significa que es uno de los principales socios económicos de la Unión Europea de Radiofusión que organiza el evento y, por ello, uno de los participantes que más dinero aportan para el festival. El resto de los 'Big Five' que estarían en su misma situación son Alemania, Francia, Reino Unido e Italia.

Chanel Terrero en la gala de inauguración del Festival de Eurovisión
Chanel Terrero en la gala de inauguración del Festival de Eurovisión. | Gtres

Ser parte de este grupo confiere el privilegio de no tener que someterse a ninguna semifinal previa a la final. Sin embargo, esto no siempre ha sido de esta manera. Así, por ejemplo, en 1996 Alemania, uno de los grandes soportes del concurso, quedó fuera tras ser eliminado en la semifinal. El no contar con su aportación económica fue un gran varapalo para la celebración de la final, lo que empujó a cambiar las normas. 

Además de un puesto asegurado en la final, ser 'Big Five' también proporciona derecho a voto en una de las semifinales, junto al país anfitrión. 

La posición privilegiada de los cinco países ha generado, en ocasiones, críticas por parte de aquellos países que se han quedado a las puertas de la final tras no superar las semifinales. El caso más conocido es Turquía, que en 2013 no asistió al concurso como protesta. También Carlos Romero, el director general de la televisión pública de San Marino en 2017, elevó su voz para señalar que Eurovisión favorecía al Big 5 y "a los grandes" y pasaban por alto países más pequeños, "como San Marino". Otras voces subrayan las escasas victorias musicales que han logrado los representantes de los '5 grandes'.

Por su parte, los integrantes del Big Five aseguran que sin ellos y sus aportaciones "Eurovisión no se podría sostener" y es una buena forma de "asegurar su presupuesto".

Por cierto, el número de 5 países en el Big Five no es un imperativo, ya que anteriormente fue 'Big Four' (Los 4 grandes), sin Italia, que se incorporó en 2011. Asimismo, en 2019 la organización contempló la posible inclusión de otros países como Rusia o Turquía, que también eran "países grandes", algo que finalmente no prosperó por distintas razones, algunas relacionadas con los valores de diversidad y pluralismo que dichos estados no compartían. 

Según la información facilitada por RTVE y exigida por la Ley de Transparencia,  el ente televisivo estaría pagando unos 500.000 euros cada edición.