Marta Hazas lista para la última temporada de 'Pequeñas coincidencias'. | Amazon Prime Video

Marta Hazas: "La moda 'comfy' me tiene fascinada. ¡Quién me iba a decir que sería 'cool' ir en chándal!"

La actriz y productora estrena la tercera y última temporada de 'Pequeñas coincidencias'. Y nos adelanta detalles. 

Clara Hernández | Woman.es

La tercera y última temporada de la serie 'Pequeñas coincidencias' llega este viernes, 5 de febrero, a Amazon Prime Video. Hablamos con Marta Hazas —productora y coprotagonista de la serie junto a su marido y director de la ficción, Javier Veiga— sobre sorpresas finales, maternidad moderna, estilismos maravillosos (en la nueva entrega veremos "vestidazos" de Jorge Vázquez, Javier Vidal o Cristina Piña), ventajas y desventajas de trabajar con la pareja o su impresión sobre el 'reboot' de 'El Internado'. Pasen y vean.

Teniendo en cuenta que las redes están llenas de quejas por finales de series que no cumplen con las expectativas, ¿asusta llegar al desenlace?
No, el final de 'Pequeñas coincidencias' está a la altura de sus personajes y muy pensado desde el principio. Tampoco será un desenlace convencional del tipo "y fueron felices y comieron perdices", va a haber una vuelta de tuerca más. Yo creo que va a gustar porque tiene una sorpresita.

La serie habla de los miedos de la "paternidad y maternidad moderna". ¿Antes no existían esos miedos?
Más que miedo es que antes no había tanta opción a elegir. Todas las mujeres tenían hijos sí o sí, o lo intentaban. El hecho de que ahora seamos más libres hace que esta decisión sea más pensada y racional, y factores como nuestras carreras o el mercado laboral afectan. Hoy ves a muchas parejas de treinta y muchos años dándole vueltas...

Y causa los mismos quebraderos de cabeza apostar por la maternidad, como por la no-maternidad.
Claro. En los dos casos siempre vas a sentir que quizá te has perdido algo por elegir una u otra opción. Y nunca sabrás si has tomado la decisión correcta, así que cada uno tiene que decidir según lo que le vaya haciendo feliz en el momento. 

Siendo una temática muy actual, ¿habéis recibido mucho 'feed back' de vuestros espectadores?
Sí, es increíble. La mayoría de los mensajes nos piden que, por favor, los protagonistas "se encuentren ya" (en la historia, al principio, ni siquiera se conocen). También dicen que los dos niños que representan a sus posibles futuros hijos "tienen que nacer" porque son divinos. Es que son maravillosos.

@martahazas / INSTAGRAM

Al principio de la serie tu personaje, Marta, actúa con mucha libertad y de una forma muy similar al personaje masculino, por ejemplo en cuanto a relaciones. ¿Así es la realidad o esta estaría en un punto intermedio entre 'The Bridgerton' y 'Pequeñas coincidencias'?
Los personajes de ‘Pequeñas coincidencias’, Javi y Marta, no son absolutamente blancos ni positivos. Son dos personas egocéntricas, muy enamoradas de sí mismas y con una gran ambición profesional que a veces hace que se olviden de su vida personal. Pero es verdad que están muy equiparados, sus roles son intercambiables y podrían ser interpretados por personas de ambos sexos. Cada uno con sus neuras, eso sí, y su egoísmo.

La percepción por parte del público no parece tan negativa... 
Sobre el papel tuvimos la sensación de que había que tener cuidado porque iban a caer fatal: ella se comporta como una niñata y él es un tiquismiquis, pero el mensaje está llegando. No hemos querido contar la típica comedia romántica de dos personas bondadosas que solo creen en el amor sin fin, todo 'happy'. Queríamos hacer algo muy actual con lo que mucha gente se pudiera sentir identificada. 

¿Por qué la comedia, y sobre todo la romántica, tiene tanto consumo pero malas críticas?
Parece que el amor y el desamor son cosas que están muy presentes en nuestras vidas pero no son consideradas ni cultas ni elevadas. Es más fácil hacerse el guay elogiando producciones menos comerciales y densas, y poniendo etiquetas de "solo lo entiendo yo”. Por mi parte, mientras 'Pretty Woman' siga logrando récords de audiencia aunque sea la enésima vez que la reponen…¡Eso es magia! Y que la gente te pare por la calle para decirte que le has alegrado el confinamiento, es oro. Lo de no recibir premios me parece anecdótico. Fuera de España sí hemos estado nominados. En Seúl compartimos categoría de mejor comedia con ‘Fleabag’.

Amazon Prime Video

¿Fuera de España la comedia romántica está mejor valorada?
En EE UU, por ejemplo, tienen más claras las cosas y menos complejos. A mí me parece que, de los trabajos que encaro, los más difíciles son los de comedia y admiro mucho a actores como Carmen Machi, Paco León o Candela Peña, que agarran textos y alucinas la vuelta que le dan y la comicidad que ponen.

¿Es más difícil hacer reír que hacer llorar?
Infinitamente más, aunque para ambas cosas necesitas un buen guion. Los guiones de comedia son más complicados, me recuerdan a una partitura de música o a las matemáticas:  una palabra cambiada o fuera de ritmo te varía la secuencia. El trabajo de drama es menos acrobacia y menos precisión. Lo que me gusta de 'Pequeñas coincidencias' es que no es una comedia de gente gritando y haciendo el tonto, sino que es una mirada natural a gente que sufre mucho y a ti, como espectador, te hace gracia su sufrimiento porque se les está yendo la pinza.

Trabajas con tu pareja, Javier Veiga. En estos casos, ¿la confianza es un punto a favor o en contra?
La confianza sin duda en este caso es un plus porque hay cosas que surgen muy naturales y, al haber trabajado muchas veces juntos, es positivo. Siempre hay algún momento en el que te permites alguna licencia pero desde el respeto porque si no, sería imposible trabajar. Incluso cuando estás cansado, hay que intentar no perder el respeto. Hay que que hacer un ejercicio de dejar el ego a un lado, y  llegar al set y ver a tu pareja como a un director que te va a decir lo que tienes que hacer, no como la persona que ves todos los días en casa. 

Y al llegar a casa, ¿se desconecta o se sigue trabajando?
Cuando el trabajo es vocación y tu pasión y parte de tu ocio, no necesitas esa parte de desconexión. Algunas veces terminas el rodaje y estás muy cansada y dices: "Yo no me voy a poner ahora a hablar de montajes. Vamos a ver 'The Bridgerton' o 'The Boys''. Pero en la mayoría de las ocasiones no necesitamos desconectar porque nos los pasamos muy bien rodando. Tenemos suerte de contar con un equipo con el que hemos hecho piña absoluta, de hecho estamos a punto de rodar el piloto de una nueva serie que queremos hacer con la misma gente. Íbamos a empezar pero tuvimos que parar por la nevada. 

Manuel Fiestas Moreno

Hay que hablar de los estilismos (maravillosos) de la serie. 
Siempre había querido hacer una serie con un vestuario importante y aquí era perfecto porque la protagonista es una diseñadora de trajes de novia. El público tal vez no sepa que lo que llevo es una pieza exclusiva de Jorge Vázquez, pero algo le llega. El equipo de Nazareth Colomina lo ha hecho increíble. Había casi treinta cambios por temporada, una locura, ¡una maravilla! Y tenemos grandes diseñadores en España. En la temporada que empieza llevo vestidazos y modelos de Juan Vidal, Cristina Piña, Jorge Vázquez... Y también me pongo un vestido de The 2nd Skin que es mío, me lo regaló Javi hace años, y decidí incluirlo. 

¿Compartes armario con tu personaje?
Hay cosas que sí, como ese vestido, pero hay otras prendas de Marta que me daría apuro llevarlas: ella siempre va de punta en blanco y se presenta en una reunión con la ropa que yo llevaría a un photocall.

De las últimas tendencias en moda, ¿de cuál eres devota? 
El mundo de la moda 'comfy' me tiene fascinada. ¡Quién me iba a decir a mí que iba a ser 'cool' ir en chándal! El otro día buscando fotos de pequeña que necesitaba para el rodaje me encontré algunas en las que salía con mi madre. Yo tenía 10 años y llevaba un chándal de colores típico de lo noventa. ¡Eso ahora es moda! Me encanta ese mundo, con esas botas que  antes me horrorizaban y ahora me fascinan y que son gigantes, con suelas de goma. Y  me gustan combinadas con ropa tan cómoda como un chándal. Esa tendencia me gusta mucho por el momento en el que estamos viviendo, pasamos mucho tiempo en casa.

@martahazas / INSTAGRAM

Vuelve 'El Internado' (es decir, su 'reboot'). ¿Te ha removido algún recuerdo? 
No, porque lo veo como otra serie, algo muy distinto. Vi el tráiler y la premisa es diferente. En el nuevo colegio hay unos niños internados a los que al parecer no les quiere nadie. De todas formas, la época de 'El internado' fue superbonita. Me encantó, ¡me divertí tanto! No paraba de reírme.

¿Mejor, incluso, que rodando una comedia de risa como 'Pequeñas coincidencias?
No tiene que ver una cosa con la otra. En 'El internado' me reí muchísimo, hacía el bobo. ¡Me reí hasta el día en que me mataron! En 'Pequeñas coincidencias', además de que tengo más secuencias, también trabajo en la producción y eso hace que tenga más responsabilidad y esté pendiente de que todo salga bien. Es divertido también pero más difícil y estoy menos jugona. En general soy disfrutona en los rodajes y siempre me tocan compañeros muy divertidos.

Mira los estilismos con los que Marta Hazas nos ha dejado impresionadas en 'Pequeñas coincidencias':