Entrevista a Shia LaBeouf

En tu opinión, ¿qué podemos esperar de Transformers?
Te pondrá la cabeza del revés. Es un subidón total. Es como ir a un concierto de Metallica. Es como saltar desde una grua durante tres horas. Nunca he visto una película como esta. Su energía viene probablemente de sentarte entre el público, con gente gritando, chillando y riendo. Por eso me encantan las películas de verano. Cuando era pequeño iba a ver ese tipo de películas. La gente no paraba de hacer ruido, era divertido, era energético… Como un concierto. La gente se levantaba, arrojaba cosas. Eran películas divertidas de verdad. Así que es eso. Es diversión. Mucha diversión. En la película interpretas a un chico normal pero al mismo tiempo responsable del futuro de la humanidad.
¿Cómo encontraste el equilibrio?
El guión de Orci y Kurtzman es muy bueno y lo seguí como esquema. Y después Bay… Es como rodar dos películas distintas. Una es una gran película de acción y otra una comedia, y luego está la emotividad, ya sabes, estás películas necesitan emotividad para que te preocupes por los personajes. Tienes que tener seres humanos que entiendan qué está pasando con esas máquinas. De lo contrario se convierte en Roger Rabbit. Además Michael me dedicó su libertad creativa y su tiempo así que fue algo muy natural. Nada complicado. Al fin y al cabo no es el Hombre Elefante. Como actor, ¿cuál fue la escena más dura de rodar? La escena de la azotea. Todo se rodó de forma real. ¿Y tu favorita? La escena de la azotea. Porque era real.
¿Cómo crees que reaccionarán los fans de Transformers ante la película?
Se volverán locos. Es una locura cuando visitas Ain’t Cool News o Chat.com que son páginas de fans americanas y odian la película cuando todavía no la han visto. No soy objetivo porque estoy en el proyecto. Así que soy como un vendedor de coches. Pero no he visto nada igual. A todo el mundo que la ha visto le ha encantado. No ha habido ni una sola crítica ni una mala proyección. Incluso ha superado a Titanic en cuanto a espectativas. La película es una pasada. A la gente le encanta. He estado en pases de prensa y sabes que en ellos nunca aplauden ni se ríen. Los críticos han visto tantas películas que están de vuelta de todo. Pero lo he vivido con la prensa, incluso en Los Ángeles, donde son incluso más escépticos. La prensa grita y arma ruido. Es como un concierto de Metallica. La gente se vuelve loca. Es increíble estar involucrado en todo esto.
¿Cómo resulta rodar delante de pantallas croma todo el tiempo?
Sólo rodamos cromas dos días. Hicimos muy pocos cromas. Sólo dos días. Es una forma totalmente diferente de generar imágenes por ordenador. Hubiese sido imposible hace dos años. La mitad de los robots era real y la otra mitad digital. Así que tu ojo no es capaz de distinguir cuál es cuál, que mano está ahí y cuál no. No puedes distinguirlo. Es demasiado real. Rodábamos en sets reales. No con cromas. Fue algo totalmente diferente.
¿Cómo fue la experiencia de trabajar con Michael Bay?
Es como jugar para los Raiders. Sabes perfectamente que va a doler. Además Michael te lo dice desde el principio “esto va a doler”. Te lo dice desde el primer día. Acabas lleno de cicatrices, tanto emocionales como físicas. Es un gran tipo. Muy divertido. No es en absoluto lo que esperas. Todo el mundo piensa que es un tipo desagradable, arisco y agresivo. Pero no lo es en absoluto. Es agresivo cuando tiene que serlo y no lo es cuando no es necesario. Es muy divertido. Le encanta el humor. Es genial trabajar con él. Repetiría sin dudarlo. No es lo que te esperas. En absoluto. Es mucho más de lo que los ojos pueden ver (risas).
Si pudieras elegir tu personaje favorito, ¿cuál sería?
Mikaela. Mikaela...(risas). No lo sé. Seguramente Bumblebee por que su forma de comunicarse es diferente. Aúnque Optimus Prime es la caña. Definitivamente Optimus Prime. ¡Es el hombre!