GTRES

El encuentro entre Antonio Resines y la reina Letizia que ya se ha hecho viral

El actor ha acudido a su primer acto público tras superar el Covid y ha protagonizado un bonito momento con la reina Letizia.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

El pasado viernes 28 de enero nos despertamos con una muy buena noticia, la salida de la Unidad de Cuidados Intensivos del actor Antonio Resines. El productor llevaba ingresado en esta unidad del Hospital General Universitario Gregorio Marañón desde el pasado 23 de diciembre, un día después de ingresar en el centro médico de la capital por una neumonía bilateral provocada por la COVID-19. Por todas estas complicaciones de salud, no habíamos visto al actor desde el pasado 15 de diciembre. Fue en el programa de televisión 'El Hormiguero', donde colabora, unos días después de haber acudido al velatorio de Verónica Forqué y a la gala de los premios Forqué, donde incluso dio un discurso. 

Sin embargo, ayer se convirtió en uno de los protagonistas del día, y no solo porque era uno de los galardonados con las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes 2020 en Pamplona, sino por lo sucedido en el momento de la entrega. La reina Letizia era la encargada de entregarle el premio y, como Resines estaba teniendo muchas dificultades para llegar al escenario (camina con muleta desde su salida del hospital), donde estaban el rey Felipe VI, el Ministro de Cultura, Miquel Iceta, y la presidenta de Navarra, María Chivite, la reina decidió saltarse el protocolo y bajar ella a hacerle entrega de su medalla. Y es que, como la única forma de acceder al escenario era por unas escaleras, la reina decidió bajar ella hasta el borde del mismo para ahorrarle la subida al actor.

Doña Letizia, además, se ha mostrado muy cariñosa con el que fuera protagonista de 'Los Serrano', agarrándolo del brazo y aplaudiendo emocionada. Al ver el gesto de la monarca, el resto de autoridades ha querido seguir su ejemplo, y han bajado todos del escenario para felicitar al actor y aplaudir la recogida de su premio. 

En el acto, pudimos ver a  la reina rescatando de su armario uno de sus vestidos más coloridos, un impecable vestido rosa fucsia, que estrenó en su séptimo aniversario como reina, con escote a la caja, manga francesa, cuerpo ajustado y una falda con vuelo del diseñador español Moisés Nieto. En cuanto a los complementos, se decantó por unos salones nude, a juego con un clutch de terciopelo del mismo color y con un nudo frontal, ambos de la firma Magrit, y como accesorios, sus pendientes de cuarzo verde y rubíes de Tous. Para su peinado, optó esta vez por dejar el pelo suelto con unas favorecedoras ondas en medios y puntas, que le daban un aspecto más cercano y juvenil.