Ellas sí cuentan

Las guionistas que hay tras las mejores series españolas de televisión son mujeres. Descubrimos la cara de las creadoras con más éxito. Laura Belloso, Julia Altares o Pilar Nadal, entre otras...

Belén Guinart y Esther Aguado
LAURA BELLOSO

PRODUCTORA EJECUTIVA Y GUIONISTA DE "EL INTERNADO" (ANTENA 3).

Yo quería ser reportera en Beirut, pero me di cuenta de que conseguirlo requería un camino muy largo.» Tras licenciarse en Periodismo, Laura buscó la acción en otra parte, y se marchó a Estados Unidos a estudiar cine. A su regreso consiguió un trabajo como guionista de programas y, poco tiempo después, un glorioso desembarco en el mundo de las series. ‘Los Serrano’ y ‘Los hombres de Paco’ son algunos de los títulos que engarza en un currículo que, tras un paréntesis de cinco años para dedicarse a sus hijos, la ha encumbrado a uno de los puestos más altos que su especialidad depara para los guionistas españoles. «Los hombres son mayoría», asegura esta mujer ávida de aventuras, coleccionista de historias nuevas, comprensiblemente orgullosa de haber marcado un hito en la ficción nacional como responsable máxima de las tramas del thriller ‘El internado’, un género nuevo para la industria autóctona. «Aquí se suelen hacer series costumbristas y generalistas, que puedan gustarle a todos los públicos. ‘El Internado’ es algo nuevo para mí, y también para la ficción española. Siempre que estrenas algo te da pánico porque no sabes cómo va a responder el público. Y más en este caso, todo un experimento. Por eso fue especialmente gratificante ver que la serie funcionaba.» En cualquier caso, lo considera una evolución lógica: «Lo original, lo nuevo, son valores en alza para el espectador.»

JULIA ALTARES

GUIONISTA DE "AMAR EN TIEMPOS DE REVUELTOS" (LA 1)

Licenciada en Filología Hispánica, Julia llevaba muchos años ejerciendo como docente cuando decidió cambiar de rumbo en su carrera. «Lo que me gustaba era escribir, pero siempre fui demasiado perezosa para la novela. Así que me apunté a un curso tras otro de guión», rememora. Lo de la indolencia no cuadra con un oficio intenso, en el que no ha parado de encadenar proyectos, desde ‘El súper’ hasta su aventura presente, ‘Amar en tiempos revueltos’, pasando por ‘Motivos personales’, ‘Pepa y Pepe’ o ‘Paco y Veva’. En la actualidad escribe un capítulo por semana, tras haberse documentado a fondo sobre la época (la serie está ambientada en la posguerra española) y la forma de hablar de los personajes («disfruto haciendo homenajes: a mis abuelos, a mis padres, a mis suegros. De ellos he retenido expresiones que ahora pongo en boca de los portagonistas»). Una de las vertientes más gratificantes de participar en esta serie es, justamente, que le permite escribir diálogos marcados por la corrección lingüística y la propiedad: «Antes se hablaba muy bien, y eso es algo que ahora se ha perdido.» Según su punto de vista, el sentido más importante de un buen guionista es, posiblemente, el oído. Ejercitarlo a fondo le permite empaparse de las conversaciones ajenas y recrearlas en situaciones verosímiles. Conversar con Julia permite, una vez más, confirmar la impresión de que este es un oficio totalmente vocacional. Demuestra verdadera devoción por su trabajo, un campo en el que ha visto con satisfacción cómo la mujer iba ganando protagonismo: «Al principio, había cierto machismo. Ahora cada vez hay más jefas y proyectos impulsados por mujeres», celebra. Una razón más para felicitarse por haber cambiado las aulas por los platós de televisión.

PILAR NADAL

PRODUCTORA EJECUTIVA Y GUIONISTA DE "ÁGUILA ROJA" (LA 1)

La teoría se asimila en seguida. Es fácil saber hacer una escaleta o dónde poner los diálogos. Pero a escribir, se aprende escribiendo.» Pilar Nadal, guionista y productora ejecutiva (responsable final de una serie) de la serie de ficción histórica ‘Águila Roja’, estudió publicidad en Estados Unidos, pero lo único que tenía realmente claro es que su vida profesional iba a estar ligada con la creatividad. «Desde siempre me había gustado escribir, aunque en realidad no pensaba ganarme la vida haciéndolo, recuerda Nadal, cuya imaginación y buena pluma le valieron elogios y premios ya desde niña. Acabados los estudios, una terrible crisis en el sector publicitario fue su estímulo para enrolarse en el mundo audiovisual. Con las nociones aprendidas durante su estancia americana y un arrojo a prueba de bomba, se lanzó por su cuenta y riesgo a escribir un guión de ‘Los ladrones van a la oficina’. No paró hasta que los responsables de la serie lo leyeron y la incorporaron al equipo: «No creo que estuviera muy bien escrita, seguramente hubo algo que les hizo gracia. Eso y mi insistencia, claro. A los guionistas que empiezan les digo que el tesón es muy importante.» Nadal se adentró entonces en un mundo casi exclusivamente masculino («cuando empecé en Globomedia había 15 guionistas hombres y yo»), pero con el tiempo ha visto llegar y triunfar a muchas mujeres. «Cuando hago equipos, siempre busco el equilibrio entre sexos, porque lo considero enriquecedor. Pero no creo que tengamos una sensibilidad diferente ni una mayor habilidad para escribir personajes de nuestro sexo. Sinceramente, creo que lo que hay son buenos escritores y malos escritores», asegura.

PARA CONTINUAR LEYENDO HAZ CLICK AQUÍ...