El Canto del Loco, doble apuesta

Divertidos, sinceros y... normalitos. Así se ven y así se venden. Y ese es el gancho que cautiva a sus miles de fans. Ahora lanzan dos discos independientes... ¡el mismo día! ¿Quién dijo miedo?

Ester Aguado

En ellos no caben poses ni artificios: son los colegas perfectos para irse de cañas. Cercanos, cariñosos, divertidos, educados... si no fuera porque tocan en un grupo de rock y visten vaqueros rotos, serían el sueño de cualquier suegra. Pero por eso mismo son el sueño de todas las hijas: «Ya no podemos echar un polvo en un coche o mear en la calle cuando el bar está lleno, aunque no echamos nada de menos... No vivimos de la fama, sino de las canciones», comenta Dani Martín, el vocalista y líder del grupo, a su pesar: «Somos alérgicos a las cámaras de los ‘photocall’. Cuando pensamos que podemos aportar algo en algún proyecto artístico o solidario, lo hacemos desde la sombra. No vendemos nuestra imagen», asegura. Sus compañeros le llaman ‘rumano’ porque la policía fue a detenerle a un hotel de Tudela, al confundirle con un ladrón: «Me hicieron bajar en calzoncillos a las 5 de la mañana y, cuando el GEO me vio el careto, me dijo: ‘Pero si tú eres el del póster del cuarto de mi hija’. Así me salvé de dormir en el cuartelillo...» Dani es la energía del grupo; ahora se ha enganchado al jogging y sale a correr todos los días con el atleta Chema Martínez, de ahí su cambio de imagen: ¡ha adelgazado más de 10 kilos! «Mi madre me dice que dan ganas de hacerme una sopa». Su primo, David Otero, es el creativo del conjunto: acaba de firmar un tema solidario ‘El grito de mi generación’, junto a Juan Suárez, de El Sueño de Morfeo, y Marcos Cao, de ‘La sonrisa de Julia’. El tercero en discordia (estudiaba Fisioterapia en la universidad con David) es Chema Ruiz: él es el amable anfitrión, el que hace que te sientas a gusto. Entre risas, confiesa que es adicto a las revistas... ¡del corazón! «Me encanta ‘Cuore’. Me río un montón con sus comentarios, aunque también compro las de música, ¿eh? (risas).»
Dos madrileños y un cántabro que reivindican la naturalidad como sello personal: «Somos muy normalitos, metemos la pata a menudo, verás...»
Publicáis dos discos al mismo tiempo... ¿Es de valientes o de suicidas, en los tiempos que corren?
David Otero: Ha sido casualidad. Nos propusieron el disco de versiones ‘Por mí y por todos mis compañeros’ mucho tiempo después de grabar ‘Radio La Colifata’ pero, como este lleva tanta posproducción– se ha grabado en diez meses entre Argentina, México y Madrid con Alejandro Sanz, Leiva (de Pereza) y Natalia Lafourcade...–, al final los dos se han acabado al mismo tiempo.
Dani Martín: Queríamos ser nuestra competencia. Es algo disparatado y que puede dar que hablar.
Chema Ruiz: ‘Radio La Colifata’ es un proyecto más grande, porque nos vamos a trabajarlo a América el año que viene. Allí somos muy desconocidos y tocaremos en garitos pequeños. Nos apetece empezar de cero.
¿Y cómo elegisteis a los artistas invitados, como Alejandro Sanz o Leiva, del grupo Pereza?
Dani: No somos muy amigos de las colaboraciones en nuestros discos, así que fueron surgiendo. Alejandro tenía que escoger un grupo para fotografiarse en la revista ‘40 Principales’ y nos conocimos allí. Le preguntamos si le apetecía implicarse en el proyecto de ‘Radio La Colifata’ y a la semana siguiente estábamos grabando el tema ‘Volverá’. Lo de Leiva era un asunto pendiente, así que nos dijo que cogería una canción nuestra –‘Peter Pan–’ y le daría la vuelta.
Esta vez producís vuestro propio disco, en el que habéis versionado temas de Carlos Cano, Cecilia...
Dani: Pues suenan 100% a nosotros. Pusimos encima de la mesa los 20 temas que nos han acompañado durante toda la vida y empezamos a ensayarlos. ‘Se acabó’, de María Jiménez, lo ponía mi madre cuando hacía limpieza general en casa; la podíamos escuchar más de diez veces. ¡Es todo un ‘hit’ para mi familia!
Sorprende la versión relax de vuestros temas en ‘Radio La Colifata’. ¿Cansados?
Chema: ¡Nooo! Fue una propuesta del productor Afo Verde (un genio con un Grammy y tres Premios MTV), que en seguida aceptamos porque nos apetecía sonar diferentes, más acordes con el momento que estamos viviendo.
Dani: Es que estamos más serenos.
¿Y eso es bueno para componer?
Dani: Es cierto que, cuando estás a flor de piel, se compone mucho mejor, porque estás abierto, más desinhibido. Ahora no estamos ni muy tristes ni muy contentos, así que no podríamos hacer un disco de canciones nuevas.Tenemos que parar para vivir experiencias, aventuras y sentimientos nuevos.
¿Hay algo de miedo al fracaso (su último álbum, ‘Personas’ fue el más vendido en España en 2008) ?
David: La energía que nos da la gente en los conciertos nos quita complejos o miedos. Conectamos con el público de una manera directa y brutal. En sitios donde hacía varios años que no tocábamos, como Sevilla, ¡parecía que se hubieran tomado todos una pastilla!
El éxito conlleva el rechazo de parte del público y de la crítica. ¿Os duele?
Dani: Pues, no. Entre tres críticas en tres periódicos y tres conciertos en el Palacio de Deportes... me quedo con la opinión de los asistentes. Ser famoso genera rechazo. Como lo generan Sabina y Alejandro Sanz. No se puede caer bien a todo el mundo. Por contra, todo lo que conlleva la popularidad es maravilloso: puedes montar un sello discográfico, tocar ante miles de personas... Estamos encantados de ser un grupo de fans.
¿Y fuera de eso, cómo es la vida de estrella?
Chema: Muchos piensan que estamos todo el día metidos en un jacuzzi con tías, pero nada más lejos de la realidad. Llevamos la misma vida que tú.
Dani: Tenemos muchos proyectos nuevos, desde hacer un huerto en casa hasta potenciar El Manicomio Records (www.elmanicomiorecords.com), un sello que creamos hace dos años David y yo para ayudar a artistas nuevos, como Sin Rumbo, Lucas Masciano o El Hombre Linterna, el grupo de los muchachos de ‘El Hormiguero’. Queríamos demostrar que grabar un disco no sale tan caro, pero los medios no nos han apoyado...
Pues aquí va nuestro granito de arena...

Relacionados