Disfruta de las novedades literarias que te ofrece febrero

El mes de febrero viene cargado de nuevos títulos. Con Woman podrás descubrir miles de historias.

Los libros siempre son una gran opción contra el aburrimiento. Ediciones Siruela nos presenta sus siete cabeceras más recientes que no puedes dejar de leer.

Todas las cósmicas, Italo Calvino
En este libro se reúnen, por primera vez, en un solo volumen, todas las cosmicómicas, relatos en los que Calvino, a partir de 1964, asumió el divertido deber de aligerar y hacer visibles los arduos conceptos de la ciencia contemporánea, llegando a crear un género más próximo a los mitos cosmogónicos que a la ciencia-ficción.

Y qué amor no cambia, Giorgio Todde
Giorgio Todde ofrecerá una rueda de prensa en el Espai 4 del Palacio de la Virreina (La Rambla, 99), a las 12:00 horas. Y el sábado 10 de febrero, a las 11:00 horas, participará junto con Gery Palazzotto en el acto Cerdeña, Sicilia. Donde el "negro" se convierte en amarillo, en un acto en la Biblioteca Barceloneta-La Fraternitat (Comte de Santa Clara, 8-10), coordinado por Mauricio Pisú.

Diez (posibles) razones para la tristeza del pensamiento, George Steiner
A partir de unas palabras en las que Schelling insinúa, a la manera de los gnósticos, que la tristeza es el telón de fondo de la naturaleza en general y de la condición humana en particular, George Steiner desarrolla diez tesis acerca de la tristeza inherente a la condición pensante del ser humano. Como en los «ejercicios de sabiduría» de un Séneca o un Marco Aurelio, pero desde una perspectiva marcada por la neurofisiología y la física cuántica, el autor levanta ante el lector una batería de preguntas que delatan el carácter dramático del pensamiento humano.

No hay galletas para los duendes, Cornelia Funke
Una vez más, un inquietante y mágico mundo lleno de pequeños y misteriosos seres en este ameno y simpático cuento que es un bello canto a la amistad. Antes los duendes recolectaban, comían y vivían de las bayas y las setas que encontraban en los bosques. Pero como ahora los humanos están cogiéndolas y arrasan con todo, ellos se ven obligados a robar comida. Llega el frío y el camping al que suelen acudir queda desierto en invierno. Esto les ha creado un grave problema: tienen mucha hambre y deben sobrevivir. Finalmente, en una caravana logran encontrar algo de alimento, pero unos malvados duendes a las órdenes de un duende albino se lo roban.

El ídolo, Serge Jonour
Despertarte una mañana, salir a la calle y darte cuenta de que todo el mundo te conoce... Ésta es la peculiar experiencia que vive Georges Frangin, el parado que un día descubre que es una celebridad, un ídolo, sin nada que se lo justifique. Intentará entenderlo preguntando a los transeúntes, pero lo toman por un esnob que niega su fama. ¿Se estará volviendo loco? Una novela que muestra las interioridades de esta sociedad de consumo y comunicación actual que tantos famosos rápidos crea, aunque sea de forma arbitraria, hasta llegar al absurdo.

Ningún dios a la vista, Altaf Tyrewala
Alegato contra cualquier fanatismo religioso, y retrato de una urbe tan llena de vida y contrastes como Mumbai (antes, Bombay), Ningún dios a la vista ofrece una visión compacta y desmitificadora de la India moderna. Original en su forma, del monólogo al relato breve o a la anécdota, el lector irá pasando vertiginosamente de historia en historia. En el centro de la acción, la propia ciudad: una Mumbai atestada, palpitante, sufriente, que exige una sumisión y una entrega absoluta antes de conceder la posibilidad de sobrevivir en ella. Pero ¿hay algún dios a la vista?

Asesinato en la Academia Brasileña de Letras, Jô Soares
El periódico O Paiz anuncia en su primera página: la ciudad tendrá un Cristo Redentor en lo alto del Corcovado. En Urca, un casino recién construido se ha convertido en un gran centro de agitación social. El hotel Copacabana Palace, también flamante, recibe en sus salones a las más altas (y patéticas) figuras de la República. Todo parece ir muy bien en el Río de Janeiro de 1924, menos para los Inmortales de la Academia Brasileña de Letras, que comienzan a morir, inexplicablemente, uno tras otro. Los «Crímenes del Penacho», según el lema con el que la prensa amarilla difundió los asesinatos, despertaron la curiosidad del comisario Machado Machado, un tipo común en el paisaje carioca a no ser por su pinta de seductor irresistible y su obstinación en probar que aquellas muertes no eran pura coincidencia. En su investigación, Machado Machado se enfrenta con una fauna exótica y muy peculiar, y las pistas para descubrir al asesino se encuentran en las páginas de esta novela, una deliciosa incursión por el Río de Janeiro de la década de 1920, que Jô Soares conoce tan bien como el arte de hacer reír. Y de sorprender, como suele ocurrir con los autores de crímenes perfectos.

Más información en: http://www.siruela.com/