Pasos hacia una igualdad real | GTRES

Las cifras que emborronan la igualdad en el Día de la Mujer

En el mundo, el 95% de los altos directivos son hombres y hay aún quince países donde un marido puede prohibir por ley a su esposa que trabaje. ¿Lo cambiamos?

Clara Hernández | Woman.es

Los avances en igualdad se ensombrecen cuando se atiende a las cifras: aunque las mujeres representan cerca del 50% de la población, solo el 39,8% pertenece a la masa trabajadora. Además, el 95% de quienes ocupan los puestos de toma de decisiones (CEOs) son hombres, un porcentaje que aumenta hasta el 98% en países como Japón y que incluso en los países más igualitarios, como Noruega, dista mucho de la paridad (66%).

La lista de datos (con los que hoy queremos rendir tributo a la mujer trabajadora, en su día)  continúa: actualmente hay todavía quince países cuyas leyes permiten a los hombres impedir a sus esposas incorporarse al mercado laboral y, en general, en todos los rincones del planeta las contrataciones de estas suelen ir a la zaga de las de los hombres.

En resumen, un mapa un tanto desolador que, sin embargo, la asociación ONU Women pretende cambiar (y asegura que se puede).

La ONU pretende alcanzar la igualdad real entre hombres y mujeres en 2030 | GTRES

A través de la campaña ‘HeForShe’, la organización busca "llegar a la igualdad de género real en el mundo", un objetivo que, explica, acarrea afrontar "cambios en educación política, sanidad, violencia y empleo". Y que se alcanzará, según sus estimaciones, en 2030.

Para hacerlo posible, la ONU está reclutando a 'agentes de cambio' dispuestos a trabajar en esta dirección, implicando a instituciones y empresas que, como Coca-Cola, se han comprometido a poner en práctica programas de apoyo a la diversidad tanto dentro de su empresa (con políticas de paridad) como externamente, mediante proyectos para promueven la capacitación de mujeres en la sociedad.

Para garantizar que las empresas que se han sumado a la campaña (y entre las que también figuran Vodafone, Twitter, PricewaterhouseCooopers o McKinsey) cumplen con los objetivos fijados, la ONU evaluará anualmente sus avances y publicará posteriormente los resultados.

Asismismo, invita a todos los usuarios a secundar y apoyar la iniciativa mediante recogida de firmas (actualmente, hay unas 700.000) o participando en sus debates y eventos.

La web oficial del proyecto hace un análisis de las principales necesidades de la población femenina en cada país. En España, el empleo y la violencia machista, seguidos por la educación, van a la cabeza.

También, ofrece un dato curioso: las empresas del proyecto que muestran una mayor paridad son las más saneadas financieramente y las más eficaces. ¿Mera coincidencia?