Brad Pitt, no solo un gran actor.  | Andreas Rentz / GETTY

El asombroso debut de Brad Pitt como escultor en una exposición en Finlandia con Nick Cave

El actor participa en un proyecto artístico junto al cantante Nick Cave y el artista Thomas Houseago en el Museo Sara Hildén de Tampere (Finlandia). Y el resultado es sorprendente.

Clara Hernández

Brad Pitt no es solo uno de los actores más reconocidos y multipremiados de todo el planeta, así como productor y propietario de la compañía de producción Plan B Entertainment. El intérprete de Oklahoma ha dejado claro en diversas ocasiones que tiene otras inquietudes, más allá del cine. Por ejemplo, su pasión por la arquitectura, que le llevó en 2012 a colaborar con Frank Gehry, creador del Guggenheim, para crear una tipología de vivienda sostenible, bella y económica (el proyecto obtendría después, en 2016, el Premio Nacional de Diseño en Estados Unidos). También ha diseñado un restaurante y unos apartamentos de lujo en Londres. 

Son también conocidos sus trabajos filantrópicos o su pasión coleccionista por las antigüedades y el arte. Ahora, además, hay que sumar una nueva faceta a todas las anteriores: la de artista plástico, es decir, escultor. El protagonista de 'Babylon', la nueva película de Damien Chazelle, ha debutado en una exposición junto al cantante Nick Cave y al escultor británico Thomas Houseago en la exposición WE ('Nosotros', en inglés) que acaba de abrir sus puertas en el museo Sara Hildén Art Museum de Tampere, en Finlandia.

Se trata de un proyecto que pretende ser un diálogo entre los tres artistas y un trabajo abierto que quiere inspirar en la inclusión y en la colectividad, y que, partiendo de la obra de tres artistas ampliamente reconocidos por su talento individual, borra fronteras entre unos y otros y desafía la necesidad  de tales distinciones. 

Sin embargo, sí tenemos pistas de qué obras pertenecen por ejemplo, a Brad Pitt. Se trata de nueve piezas, entre las que destaca un panel de yeso donde sobresalen figuras humanas masculinas, reales y fantasmagóricas, tiroteando a otras que se desploman, casi diluyéndose, heridas. También varias construcciones, con forma de casa, agujereadas y, una de ellas, junto a otra figura humana neutra e inquietante.

"Para mí, se trata de autorreflexión. Se trata de saber dónde me he equivocado en mis relaciones, dónde tropecé, dónde soy cómplice", ha explicado Brad Pitt sobre sus piezas. "Para Nick (Cave) y para mí este es un nuevo mundo y nuestra primera entrada. Nos sentimos bien", declaró a la emisora finlandesa Yle en la ceremonia de la inauguración. 

Por su parte, Nick Cave ha brillado con 17 piezas de cerámica bellas, coloridas y con un gran sentido del humor. 

"Increíble transformación de Brad Pitt de actor a escultor. Es tan talentoso", han comentado algunos de los seguidores de los artistas en redes, impresionados por la maestría de Brad Pitt en todo lo que hace. Bravo.