IMDB

¿Por qué ha generado tanta polémica la serie infantil 'Baymax!'?

La nueva producción de Disney+ está en el punto de mira por su personaje trans y una subtrama sobre la menstruación

Noelia Murillo

La factoría creada por Walt Disney hace casi un siglo está en boca de todos por uno de sus estrenos más recientes, 'Baymax!', una serie que se presenta como el 'spin-off' de la película 'Big Hero 6' en la que su robot protagonista cambia su perfil de héroe por el de un asistente personal que ayuda a los habitantes de San Fransokyo. Esta producción, formada por diferentes cortometrajes en los que vemos a este personaje dedicándose en cuerpo y alma a otras personas, ha generado una oleada de comentarios en redes sociales. Por ellos, además, se ha convertido en 'trending topic'. Pero, ¿qué es lo que ha ocurrido?

Concretamente, esta serie de comentarios habrían sido escritos por diferentes figuras conservadoras y homófobas, que habrían indicado que Disney estaría adoctrinando a niños y adolescentes con una propaganda LGTBIQ+ encubierta en la serie. Esto se debe a que en uno de estos episodios, Baymax se propone ayudar a una adolescente que "se enfrenta a un importante cambio vital", lo que quiere decir que le ha bajado la regla por primera vez. Es entonces cuando el protagonista debe acudir a un supermercado a comprar productos íntimos.

En este momento, el robot le pide ayuda a los allí presentes para saber exactamente qué producto debería comprar, si debería optar por tampones, compresas o cualquier otro producto destinado a la menstruación. Si bien es cierto que aparecen varias mujeres entregando paquetes por doquier al enorme muñeco blanco, aparecen también hombres haciendo recomendaciones. Uno de ellos habla de lo que mejor le funciona a su hija, mientras que otro hombre con una camiseta con los colores de la bandera trans (azul, rosa, negro) le propone utilizar un producto concreto dejando caer que él también lo utiliza.

A pesar de que este momento dura apenas unos segundos, ha desatado la ira entre las esferas más conservadoras de Estados Unidos, que han apuntado a que Disney planea rediseñar su discurso sobre niños y sexualidad y ha condenado que se muestre con toda naturalidad este hecho. Las reacciones no se han hecho esperar y, además de espectadores que han aplaudido esta decisión, ha sido el propio equipo de la película quien ha reconocido sentirse más que orgulloso de esta escena. "Espero que Baymax y el resto de personajes inspiren al público. Que se paren a pensar un momento sobre lo importante que es que nos cuidemos mutuamente como comunidad", ha apuntado el productor de Disney Ron Conli.

-Las 10 mejores series LGTBIQ para celebrar el Orgullo y que son pura emoción

-¿Por qué 'Red', la película que habla de la adolescencia, ha dividido la crítica?

Conviene recordar que no es la primera película destinada para un público infantil que desencadena críticas bien por su trama o bien por una escena incómoda para algunos. Hace unos meses lo hizo 'Red' ('Turning Red', en su versión original) la primera película de Pixar dirigida por una mujer que se centra en la transformación física y personal de Mei Lee, una niña china de 13 años que vive en Toronto. En concreto, esta niña se transforma en un enorme panda rojo cada vez que se emociona. Teniendo en cuenta que está en plena adolescencia, esto es bastante frecuente e inesperado.

La protagonista de 'Red' y su 'alter ego' versión panda rojo.  | D. R.

Si leemos entre líneas, la historia se centra los cambios que se dan por crecer y cómo se ha de aprender a encajar en los diferentes entornos sociales que rodean a las adolescentes, en pleno desarrollo de su personalidad y con su correspondiente revolución hormonal. A pesar de que en la cinta existen eufemismos que tratan sobre la menstruación (como cuando la madre de la protagonista le pregunta si ya "ha florecido su peonía roja"), nadie duda de que en la película Domee Shi busca sacar a colación el 'shock' por el que pasan todas las niñas cuando tienen la regla por primera vez.

Más recientemente, otra película con un público principalmente infantil, 'Lightyear', también ha generado polémica por tratar la diversidad sexual en una escena corta y muy sencilla. En concreto, un beso entre dos mujeres, que dura 30 segundos y que ha provocado una oleada de comentarios y críticas en redes sociales solo por abrirse al colectivo LGTBI. Esta película no ha hecho sino demostrar que la diversidad ha de formar parte de la educación de los niños desde que son pequeños, para evitar que algo totalmente normal sea tachado de atípico o antinatural.