Ana Mena posa en Madrid en noviembre de 2021. | Sergio R Moreno / GTRES

Ana Mena : última en Sanremo y con menos posibilidades de ir a Eurovisión

En su primer día, la cantante no logró encandilar al jurado del festival italiano encargado de seleccionar a su candidato para Eurovisión. Sin embargo, no todo está perdido.

Clara Hernández

La posibilidad de que veamos en la gala de Eurovisión 2022 a Ana Mena representando a Italia no parece que vaya a cumplirse fácilmente después de que este martes no convenciera  al jurado en la primera semifinal del Festival de Sanremo, la cita encargada de seleccionar al candidato de Italia para el certamen musical. La malagueña quedó la última de los 12 aspirantes que protagonizaron esta primera prueba (y que lideraron Mahmood & Blanco -uno de los favoritos en la preselección y casi ganadores eurovisivos en 2019- y La Rappresentantes di Lista). Y todo ello pese a que dio una actuación solvente; tal vez, como han comentado algunos seguidores, más sencilla y desprovista de la espectacularidad y el movimiento que aportaron otros participantes, pero con brillo y seguridad. 

Ataviada con un minivestido rojo que resplandecía con pailettes y copmbinaba con unas botas altas de mosquetera, melena larguísima y semirrecogida, y maquillaje en gama de rojos, Ana Mena interpretó el tema 'Duecentomila ore' ('Doscientas mil horas'), que ha sido coescrito por, además de ella, Rocco Hunt, Federica Abbate y Stafeano Tognini, y mezcla el aire folklórico italiano con el espíritu sin prisas de la canción ligera, no tan cerca de los ritmos latinos con los que ha conquistado con anterioridad las pistas y veranos del país.

"La canción de Ana Mena es un cruce entre el sonido latino y la serenata que se canta al pie del balcón de una novia. Estoy confusa", señalaba una usuaria italiana mientras otros mostraban su complacencia ante el estilo más reposado de la andaluza y, en general, los usuarios españoles exhibían un apoyo cerrado.  

"Cuando era una niña veía el Festival de Sanremo en la televisión con mis padres y este escenario era un sueño lejano", ha comentado por su parte Ana en su perfil de Instagram.

Su relación con Italia, está claro, es muy especial. "Todo empezó hace tres años", nos contaba hace ya uno Ana Mena en una entrevista en la que hablaba del cariño desmedido que se había encontrado en Italia. "La gente me ha acogido como si fuera suya, con mucho cariño, y para mí Italia es ya mi segundo hogar".

Teniendo en cuenta este primer resultado, no vamos a engañarnos: la probabilidad de que la cantante de 24 años viaje a Turín es baja. Sin embargo, hay una buena noticia: no todo está perdido y aún tiene ocasión de remontar. Este jueves, 3 de febrero, su propuesta será valorada por el televoto y el jurado demoscópico, el cual suele ser el más imparcial de todos porque lo integran perfiles diferentes y representativos de la sociedad que han sido seleccionados por una empresa de investigación y no tienen por qué ser, necesariamente, eurofans. La puntuación que obtenga entonces será sumada a la ya recibida y se añadirá al obtenido en la final. 

Ana Mena, fotografiada el pasado mes de enero.  | GAA

El dia 4, podremos volver a verla pero esta vez interpretando una versión de un éxito clásico de la música italiana de las décadas de los 60, 70, 80 o 90, tal y como estipulan las normas. En este caso, votarán los tres posibles jurados: el profesional (integrado por la prensa), el popular y el demoscópico. 

La final será el sábado, día 5 de febrero. Ese día se podrá disfrutar de las actuaciones de todos los participantes (25 en total). El ganador se alzará con los votos adjudicados por, de nuevo, el jurado profesional (prensa), votos populares y jurado demoscópico. 

Aunque la clasificación no acompaña a Ana Mena, hay que decir que la artista ya ha logrado un hito en el país mediterráneo al lograr competir en Sanremo siendo extranjera (de hecho, es la primera vez en siete años que esto ocurre, después de que se prsentara la belga Lara Fabian.