GETTY

4 razones para leer a Richard Ford

Ha recibido el Premio Princesa de Asturias de las Letras, una buena razón para releer o descubrir a uno de los mejores escritores vivos.

Isabel Loscertales | Woman.es

El año que cumple los 40 años de su carrera literaria, Richard Ford (Jackson, 1944) viene a engrosar su colección de galardones –que no son pocos– con el Premio Princesa de Asturias de las Letras. Pero, ¿sabes quién es Richard Ford y por qué deberías leerlo? Te lo resumimos en cuatro motivos: 

* Su afán de superación. Fue un adolescente problemático que robaba coches y se metía en peleas –perdió a su padre con 16 años y su madre se vio incapaz de controlarle– y era un mal estudiante, además de disléxico.

Apenas había leído nada cuando tenía 18 años y cuando empezó a hacerlo era lento, por su trastorno. Convirtió ese hándicap en algo positivo –«ser lento me hace ser más cuidadoso»– y con 32 años escribió su primera novela, “Un trozo de mi corazón” (1976).

* Escribe sobre gente “normal”. Sus dos primeras novelas no tuvieron gran acogida, así que aceptó un trabajo como periodista deportivo. Cuando esa publicación cerró, decidió volver a la literatura, pero con la idea de hacer algo diferente. «¿Por qué no escribes sobre alguien que es feliz?», le preguntó su mujer. Y así nació su personaje más famoso: Frank Bascombe, un hombre convencional, como tú y como yo, y con preocupaciones idénticas a las que pueda tener cualquiera.

Nada de criminales ni protagonistas torturados. El resultado: Richard Ford ha sabido desentrañar como pocos la psicología de la gente corriente, a veces mucho más compleja que la de cualquier outsider. Frank protagoniza la trilogía “El periodista deportivo”, “El día de la independencia” (Premio Pulitzer y Faulkner), “Acción de gracias”, y los relatos de “Francamente, Frank” (todos publicadas por Anagrama). 

* Su lucidez sobre la familia. Aunque Ford no tiene hijos y ha declarado su animadversión hacia los niños, de sus libros se extraen profundas reflexiones sobre los lazos familiares y las relaciones entre padres e hijos. Una mirada objetiva que vale la pena escuchar (o leer, vaya).

* Cronista de la América profunda. En sus descripciones te hace viajar por esas tierras que tantas veces has visto en las películas de Hollywood y consigue que persigas un sueño americano que, tal vez, no exista.

El jurado opina

Según la Fundación Princesa de Asturias, Richard Ford ha logrado a través de «el cuidado detallismo en las descripciones y la mirada sombría y densa sobre la vida cotidiana de seres anónimos e invisibles» crear «el mosaico de historias cruzadas que es la sociedad norteamericana». Su última y aclamada  novela es “Canadá” (Anagrama, 2013).