¡4 planes para el finde!

Ahí van nuestras propuestas: comer una hamburguesa (eso sí, súper sibarita, con productos 100% naturales); acudir a un evento deco, Casa Decor; sentarte a ver buen cine independiente, o degustar en un hotel gastronomía típica checa.

Susana Fernández

Primer plan, hamburgers artesanas
¿Todavía no has probado una hamburguesa gourmet? Tienes una cita Nimú Bar Gill. Descubre sus diez sorprendentes variedades, incluidas dos para vegetarianos, como la de la imagen, una "Mediterranean burguer", elaborada con 90% de bacalao y 10% de gambas. Se sirve con pan negro de tinta de chipirón, acompañada de patatas fritas con piel, ensalada de lechugas y cebollas con su vinagreta (todas las verduras proceden de cultivo ecológico). El plus... La materia prima se pica a mano, para conservar todos sus jugos.
Dónde. Desengaño, 14, triBall (Madrid) Tel. 91 522 43 08.

Segundo plan: una exposición deco
Decoradores, interioristas, arquitectos, artistas, diseñadores y paisajistas se han confabulado, una vez más, con el equipo de Casa Decor para llevar a cabo este gran proyecto: transformar la magnífica Casa Antoni Bonay en un gran escaparate del interiorismo moderno.
Fechas: del 11 de noviembre al 11 de diciembre.
Dónde. Gran Vía de les Corts Catalanes, 700 (Barcelona)
Precio: 12 € (entrada general).

Tercer plan, un cine diferente...
Barcelona vuelve a convertirse, un año más, en la capital europea del cine independiente. L'Alternativa apuesta por obras cinematográficas que presentan nuevas maneras de mirar y representar el mundo, investigando todos los recursos del lenguaje cinematográfico y demostrando la gran capacidad expresiva que tiene el cine más allá de las imágenes convencionales
Dónde y cuándo. CCCB (Montalegre, 5). Del viernes 11 de noviembre al 19 de noviembre.

Cuarto plan: Vieje gastronómico
Hasta el 12 de noviembre, si te pasas por el Hotel Barceló Raval podrás degustar alta cocina y probar las cervezas de la República checa. Cinco días en los que degustar los sabores distintivos de una gastronomía que se mantiene fiel a los productos locales de gran calidad y a sus recetas tradicionales, en las que no faltan carnes como el pato y el cerdo acompañadas de los célebres buñuelos de harina “knedílky”, todo un hito en la cocina checa, junto a la cerveza Pilsner Urquell, que hará del maridaje todo un arte.
Dónde. Rambla del Raval, 17-21.