300.000 personas han disfrutado del Rock in Rio-Madrid

La Ciudad del Rock de Arganda del Rey ha acogido durante cinco días a algunos de los grupos y cantantes más influyentes del panorama nacional e internacional.

El pasado domingo Rock in Rio-Madrid echó el cierre tras cinco días acogiendo a miles de personas que iban a la Ciudad del Rock a disfrutar de las actuaciones musicales y de las actividades de ocio preparadas para la ocasión.
Esta despedida se ha convertido en un “hastaluego” ya que en el 2010 se repetirá el Rock in Rio en la Ciudad del Rock de Arganda del Rey, según anunció el creador de este festival Roberto Medina.
Viernes 4 de julio
75.000 personas de todos los estilos y edades se reunieron en la Ciudad del Rock para disfrutar de las actuaciones de Amy Winehouse o Shakira entre otros.
En el escenario Hot Stage comenzaron las actuaciones a las 17.30 de la tarde con la actuación de Sons of Rock (los ganadores del concurso Destino Rock in Rio) a los que les siguieron Delinqüentes con su especial manera de hacer flamenco. Por último, en este escenario actuaron Orishas, la banda más internacional de hip hop cubano.
Los encargados de estrenar el Escenario Mundo fueron los británicos Stereophonics con su rock alternativo y la voz desgarrada de su cantante Nelly Jones. Finalizaron su actuación con la interpretación de su pegadiza canción Dakota.
Tras ellos, llegó el turno de otra británica. Amy Winehouse, que con su aparición en el escenario paró todas las dudas que habría de si vendría o no. Su actuación fue muy correcta sorprendiendo gratamente a todo el mundo ya que sus últimas apariciones en los escenarios no habían sido del todo correctas. Amy estuvo un tanto fría con el público pero no defraudó con su voz.
Era la noche de los británicos, ya que tras ella apareció un simpático Jamiroquai ataviado con una de sus habituales sudaderas de chándal y un gorrito negro. El inglés se deleitó e hizo vibrar a sus seguidores en un concierto muy cercano en el que se notaba que el cantante estaba disfrutando.
A medianoche comenzó la actuación de Shakira, que como introducción puso la canción Baba O’ Reilly de la mítica banda The Who. Tras esto, apareció la cantante colombiana con unos pantalones negros a la cadera y un chaleco del mismo color enseñando la cintura. Shakira estuvo desde el primer momento entregada al público asistente, empezó con un guiño a nuestro fútbol haciéndose eco de la victoria de España en la Eurocopa. La colombiana no paró de mover sus caderas, hasta que interpretó la canción No, tema que comentó que llevaba cinco años sin cantar. Por supuesto, también se acordó de la recién liberada por las FARC, Ingrid Betancourt.
Como colofón a la fiesta tras la actuación de Shakira comenzó un espectáculo de fuegos artificiales; un espectáculo que se repetió todos los días al final de las actuaciones del Escenario Mundo.