11 cosas que me dijo Bunbury

‘Enrique Bunbury. Lo demás es silencio’ es la biografía más intimista y humana del líder de Héroes del silencio.

Pep Blay

Difícil, inaccesible, estrictamente celoso de su intimidad, solo Enrique conoce sus secretos. A diferencia de otras grandes estrellas del rock, a Bunbury le cuesta hablar de sí mismo y de su obra. Prefiere que sean los demás los que hablen de él. ¿Quieres descubrir su vida privada? Hazte con ‘Enrique Bunbury. Lo demás es silencio’, una biografía en la que el escritor y periodista Pep Blay expone las conversaciones que tuvo con su familia, músicos, mánagers, productores y amigos que le han seguido a lo largo de su carrera. Al final, el cantante de Héroes del Silencio acabó implicándose en el proyecto y se dejó entrevistar... Eso sí, sin grabadora, para evitar que se publicaran sus frases textualmente.
1. Hasta que tuvo casi tres años no empezó a hablar. El doctor sentenció que era tímido y callado, pero que tenía el cerebro muy activo. A los ocho surgió su vocación de estrella del rock, cuando vio la película ‘King Creole’ (1958), protagonizada por Elvis Presley. Quería ser como él.
2. A causa de su rebeldía —¡llegó a fumar porros en clase!— pasó por diez escuelas diferentes. Para intentar comprenderlo, su padre le quitó la biografía de David Bowie y se la leyó. Quería asegurarse de que no era homosexual.
3. Desde los 14 años es vegetariano, aunque sí que come pescado: de hecho, su comida preferida es la japonesa. Cuando está de gira, se limita a comer una sola vez al día; eso sí, no escatima nunca la calidad. Es un gran gourmet y un buen cocinero.
4. Asegura haber actuado solo dos veces habiendo perdido el control: una de ellas fue el día de su cumpleaños, el 11 de agosto de 1993, en la ciudad de Elche. Él y el guitarrista Alan Boguslavsky se bebieron una botella de coñac y cuando sonó el último acorde del concierto... se desmayó.
5. Es un viajero compulsivo, amante del submarinismo y el buceo. Sus países preferidos son Marruecos, México y la India, donde apadrinó a una niña a través de la ONG Ayuda en Acción: es la que inmortalizó en su canción ‘Flor de loto’.
6. Un fan mexicano le preguntó: «¿Por qué rompiste con Héroes del Silencio?». Enrique se tragó de un sorbo el chupito de tequila y le respondió: «¿Qué haces cuando has estado más de 12 años con tu novia y, encima, no hay sexo?».
7. «A lo largo de mi vida he tenido tres mujeres, de las cuales solo me han influido realmente dos: Jose (la actual, de nombre artístico Josegirl y de profesión fotógrafa) y Nona. Benedetta me marcó por la locura que vivimos en ese momento. Ellas son las únicas de las que hablo en mis canciones.»
8. El 11-S le pilló grabando las canciones de su disco ‘Flamingos’ (EMI, 2002), momento que coincidió con otro desastre más personal: su ruptura matrimonial. Atormentado, compuso el gran éxito ‘Lady Blue’, que se refiere a la pérdida de control de su vida sin su guía, Nona.
9. Su gran ‘hit’ en solitario, ‘El extranjero’, describe su rechazo a fronteras, patrias y banderas. En la gira del 96, un fan se le acercó con una bandera española para que le firmara un autógrafo y Enrique se negó rotundamente. «Mi patria es mi escenario», le gritó el músico. De ideas claras.
10. Benedetta Mazzini era hija de la famosa cantante italiana de los años 60, Mina. Su romance con Enrique les llevó a ser objetivo de los paparazzi en Italia. El mánager que tuvo en aquella época, dejó de lado cualquier tipo de discreción profesional, para declarar que Benedetta le compraba en la boutique de Versace ropa interior con estampados de leopardo.
11. En el año 2005, abandonó el escenario en mitad de un concierto en Zuera (Zaragoza). Fue entonces cuando estuvo más cerca de tirar la toalla y finalizar su carrera. Se prometió no volver a tocar en directo, algo que, para deleite de sus fans, ha incumplido: Héroes del Silencio ha vuelto once años después para hacer una minigira de diez únicos conciertos. Lo celebramos.