Fotos: D y P Comunicación

10 preguntas a los protagonistas de 'Dirty Dancing'

El 1 de diciembre llega a Madrid el musical 'Dirty Dancing'. Uno de los más esperados de la cartelera madrileña. 

Patricia Rivera

Uno de los motivos del enorme éxito de 'Dirty Dancing', (1987) fue sin duda la química que hubo entre sus protagonistas, Jennyfer Grey y Patrick Swayze.

 

via GIPHY

 

Ahora, la película llega en forma de musical al Nuevo Teatro Alcalá de Madrid (desde el 1 de diciembre) tras su paso por Londres, y queremos comprobar si los elegidos para meterse en la piel de Baby y Johnny, Christian Sánchez y Amanda Digón, han conectado tanto entre ellos, como lo hicieron sus personajes.

Y es que tienen entre manos un gran reto. Ya que serán los encargados de recrear algunas de las escenas más míticas del cine. Porque quién ha olvidado a Baby cargada con una sandía, o ensayando a escondidas...

 

via GIPHY

O simplemente quién no recuerda, o incluso ha bailado, la mítica coreografía al son de '(I'veHad) The Time of MyLife' (si, ahora no podrás quitártela de la cabeza).

¡Nadie! Por eso, hemos preparado un cuestionario para comprobar si los actores principales de 'Dirty Dancing' el musical, han sabido meterse en la piel de dos personajes tan míticos como Baby y Johnny y si entre ellos también saltan chispas: 

¿Cuántas veces has visto la película? 
Amanda: ¡Uf! ¡Incontables! La primera vez que la vi tendría unos 8 o 9 años, pero la he visto muchas veces a lo largo de mi vida. Rrecuerdo tenerla en vídeo en ese momento y era siempre de las películas a las que más recurría cuando se iba a ver algo en casa con mi familia, mis padres también son grandes fans.
Christian: No sabría decir cuantas veces, es una película de culto que ha marcado una generación, a mi me pilló un poco tarde pero desde pequeño ha estado muy presente en mi vida. 

¿Cuál es tu personaje favorito? 

A: Johnny, sin duda. Adoro la manera en la que se creó ese personaje y su atractivo. Lejos de ser el simple 'chulo guapo', la magia de Johnny se encuentra en ese contraste entre su coraza de tipo duro y por otro lado su buen corazón, su ternura y sus inseguridades, que son lo que hacen que en un primer momento, cuando se nos presenta el personaje se vea a alguien que cree que el camino fácil es su única opción, sacar provecho de su buen físico para seducir a mujeres ricas etc, hasta que conoce a Baby, por supuesto, y aprende a creer en si mismo.
C: Me siento muy identificado con Johnny e incluso la vida y parte de los principios de Patrick Swayze se asemejan a la mía. Él era un bailarín que quiso saltar al mundo de la interpretación y le costó mucho por los prejuicios que supone en esta profesión cuando se es bailarín.


¿Cuál es tu escena favorita?
A: Mi escena favorita indiscutible es la escena en la que Baby va por primera vez a la habitación de Johnny, tras su primera actuación juntos y justo después de que el padre de ella descubra que su hija le había mentido. Creo que esa es la escena donde se comprende el deseque hay entre Johnny y Baby, sobretodo de Baby hacia él. Ya que tras vivir un momento tan devastador con el hombre más importante de su vida hasta ese momento, su padre, a quien ha mentido y decepcionado por primer vez, y siendo una joven de tan solo 17 años absolutamente inexperta en el amor y el sexo, siente aun así, la necesidad de acudir a Johnny con la intención de entregarse a él. Es la escena donde se resuelve esa tensión que hay entre ellos por esa complicidad que nace a través del baile, y además de manera muy sensual...


C: Sin duda la de la habitación. Baby viene a disculparse por la actitud de su padre a Johnny y se sucede la escena de amor.


via GIPHY

¿Te sabías antes del casting la mítica coreografía de la película?

 

A: No, para nada. Era consciente del estilo y lo tuve siempre en mente, pero no. En la versión musical las coreografías tienden a ser una versión enriquecida de lo que se ve en la película, ya que en el directo no hay distintas tomas... jeje. De todas formas hay que decir que las coreografías son muy fieles a las originales de la película, con todos sus trucos espectaculares y algún que otro añadido.
C: Para nada. De hecho fue un casting bastante duro con coreografías un poco más complejas que las que aparecen en la película 

¿Cuántas veces has escuchado ya la canción '(I'veHad) The Time of MyLife'?

A: Casi más veces de las que he visto la película, ¡especialmente ahora tras un mes y pico de ensayos!
Es una canción maravillosa, que no entiende de décadas.
C: ¡Todos los días ensayando! Jajaja 

¿Tienes alguna anécdota relacionada con la canción?

A: La verdad es que no. Aunque después de esto y de bailarla cientos de veces, supongo que cada vez que la escuche me imaginaré andando hacia mi compañero Christian.
C: ¡Muchas durante los ensayos! Entre otras el salto final del ángel que llevamos ensayando desde el primer día y que es muy importante hacerlo bien todos los días. Al principio resultaba imposible conseguir llegar arriba y encima mantenerse durante un buen rato de la canción, todo esto girando.

Fotos: D y P Comunicación

¿Qué es lo más dificil de interpretar a tu personaje?
A: El reto más grande que mi personaje supone para mi, es que su magia se encuentra en el hecho de que el público se pueda identificar con ella.
Para que eso sea posible hay que darle muchísima realidad. El hecho de que Baby no sea una bailarina estupenda como Johnny y su gran amiga Penny, si no una chica de Brooklyn, que vive el verano más intenso de su vida, que se enamora y precisamente por eso aprende a bailar con gran esfuerzo, hace que la gente se pueda poner en su piel e imaginarse como sería si les pasara eso a ellos mismos.
Por otra parte es un personaje un tanto complejo a nivel de perfil porque es una chica de 17 años, con lo que eso conlleva a nivel de experiencias, la inocencia que tiene, al menos en los 60 claro... Pero que a la par es muy madura e inteligente, y entonces es importante encontrar momentos en los que se vea a una chica que no ha vivido algunas cosas y que denota cierta ingenuidad en algunos aspectos pero otros en los que se plasme su decisión, sus valentía y su madurez.

C: Es mucho más complejo de lo que parece. Es un gran reto interpretar a un personaje como este, que ha sido un símbolo sexual de toda una generación y que debe tener una gran atracción para todo el que lo rodea. Además de ser un gran bailarín y un tipo muy fuerte pero sensible y con grandes miedos que no muestra a casi nadie pero que tiene que verse reflejado en muchas escenas, sin parecer agresivo pero sin ser blando...jajaja ¡Muchos factores que solo Patrick podía haber hecho como lo hizo! Intentaré estar a la altura.


¿Por qué crees que tuvo (y tiene) tanto éxito ‘Dirty Dancing’?

A: Yo creo que es por todo lo que implica. Abarca tantísimas cosas que tiene un atractivo diferente para cada tipo de público, más mayores, más jóvenes, quienes vivieron los 60, quienes nacieron en los 90...
A simple vista es una historia de amor con el añadido de la danza y la música. Y con solo eso y por la forma en la que está contada ya tiene a una parte de la audiencia.
Pero es una película que va mucho mas allá. Hace gran incapié en las diferencias entre la clase trabajadora y la media-alta, en este caso norteamericana en los 60, pero que es algo, creo, que sigue existiendo aunque de distinta forma en distintos lugares del mundo. También resalta la ruptura con las 'normas sociales' del momento, el comienzo del despertar de la libertad sexual, que se transmite con esos bailes hiper sensuales que han hecho de la película un mito.
C: Creo que fue una película muy innovadora en su época. Con una trama muy internacional, una historia de amor entre dos personas de diferentes rangos sociales y valores, pero envuelta en una temática más bien sensual y arriesgada, que no se había visto demasiado, antes, en cine y además contado con dos grandes valores añadidos, la música y el baile.
 

via GIPHY

¿Grease o Dirty Dancing?

A y C:  ¡'Dirty Dancing' sin duda!

Qué le dirías a alguien que no haya visto nunca Dirty Dancing para que viniese a verla al teatro.
A: Pues si tuviera que 'vendérselo' a alguien que no supiera nada de la historia, incluso alguien que no fuera un gran fan del teatro o la comedia musical, le diría que vale la pena ya que no es un musical al uso. Es especial ya que además de la historia romántica principal, hay muchísimos temas y matices que se tratan de forma paralela, que no hay un solo personaje plano, que todos, además de lo que les sucede, están ahí representando algo, y que eso te mantiene interesado la obra entera y te transporta de verdad a otra época, en este caso la década de los 60.

C: Que es una historia que no envejece nunca y cualquiera puede seguir sintiéndose identificado. Habla de sueños, de metas y de cómo estos personajes llenos de música y baile se conocen y evolucionan juntos para conseguirlos. ¡Además de pasar un gran rato!