Un vino para cada momento

Favorecen la conversación y alegran las reuniones. Elígelos según el momento... o lo que quieras decir.

MERITXELL FALGUERAS

UN VINO PARA... SEDUCIR
Un crianza mostrará mayor intensidad aromática a medida que giramos la copa, profundizamos en la charla y los sentidos se vuelven más receptivos.
Prepara: Una cena larga y un par de velas para dar un toque mágico.
A tener en cuenta: Deja un poco de vino en la copa para beberlo al final de la velada, así será el último sabor que te quedará (y dejarás) en la boca.
Honoris de Valdubón 2003. D.O. Ribera del Duero. Temperatura de servicio: 16° (29 €).
UN VINO PARA... MIENTRAS ESPERAS
Queda con tus amigas en una terraza, pide un vino que te puedan servir a copas y tómatelo bien fresquito. ¡Con su fragancia no te sentirás sola y la espera se te hará muy corta!
Distínguete: En el aperitivo, un vino servido en su copa correcta te dará más glamour que una caña.
A tener en cuenta: Con el estómago vacío, mejor uno de poca graduación.
Viña Esmeralda 2006 (Miguel Torres). D.O. Catalunya. Temperatura de servicio: 9° (8 €).
UN VINO PARA... ESTRENAR VESTIDO
Te sientes atractiva con tu nueva compra y eso bien merece una fi esta, ¡así que brindemos con un espumoso!
Con estilo: Coge siempre la copa por la base, para que no se caliente el champán, y con elegancia.
A tener en cuenta: Marida el Vintage de Veuve Cliquot con el perfume Very Irrésistible de Givenchy Chateauneuf de Grasse 2006, de añada. Para oler y beber rosas.
Veuve Cliquot Rosé 2002. Temperatura: 9° (55 €).
UN VINO PARA... SORPRENDER
Gustará hasta a quienes no acostumbran a beber vino, porque apreciarán sus aromas frutales. Los expertos lo reconocerán como un frizzante italiano. Apetece a cualquier hora del día y solo tiene 5,5°.
Sibarita: Sírvelo con virutas de foie o bombones… y música soul.
A tener en cuenta: No tires la botella vacía, su corte estilizado es ideal para reciclar como jarrón o candelabro.
Moscato d’Asti Ochoa 2006. Temperatura de servicio: 6° (10 €).
UN VINO PARA... CON AMIGAS
Aunque digan que las mujeres preferimos los blancos, los vinos no entienden de sexo; depende más de la situación y el gusto personal.
De entrada: Pasa muy bien entre risas y chismes... ¡Cuidado que no es agua! Es perfecto en los entrantes.
A tener en cuenta: La variedad gewürztraminer produce caldos fl orales; tu copa será como un jardín. Su aroma es de rosas y frutos exóticos.
Viñas del Vero Gewürztraminer 2006. Servir a 10° (8 €).
UN VINO PARA... HACER LAS PACES
Necesitamos algo dulce que esconda lo amargo de una pelea. Podemos acompañarlo de un postre para que el momento sea aún más relajado.
Sorprendente: Resulta delicioso con un queso azul; el maridaje sorprende por su marcado contraste.
A tener en cuenta: Perfecto para acompañar una conversación calmada, pero también para tomarlo en soledad después de una comida.
Alvear Solera Pedro Ximénez. D.O. Montilla-Moriles. Servir a 10° (7 €).