Un nuevo Ginos

La cadena de restaurantes renueva su look, ahora más moderno, con una decoración rústica-urbana y la misma calidad de siempre.

Susana Fernández

Año nuevo, Ginos nuevo. Nada mejor para comenzar el año con un nuevo look. Dicho y hecho: los restaurantes Ginos dan la bienvenida al 2014 con nueva imagen. A partir de ahora, lucen un nuevo interiorismo moderno y urbano pero sin renunciar al espíritu acogedor y cálido que siempre ha caracterizado a esta cadena especializada en gastronomía italiana. Será una acción que se verá reflejada en todos sus restaurantes, pero de momento solo lo apreciamos en el ubicado en calle Velázquez, 136 (Madrid).

¿Cómo es?
Como gran novedad, incorpora un horno a la vista desde el cual se preparan los panes, focaccias y pizzas de la carta (también rejuvenecida) y una acogedora barra en la entrada para refrigerios más informales.
En la decoración ningún elemento se deja al azar y todo se inspira en la cocina italiana como lugar de reunión. Su ambientación y decoración han sido desarrollados por Ilmiodesign, quienes han trabajado para crear un restaurante acogedor y cómodo, huyendo del diseño típico de trattoria italiana tradicional.
La estética del nuevo Ginos sigue una tendencia muy de moda en estos momentos: un estilo rústico, urbano y actual. En su construcción se han empleado materiales nobles como la madera natural sin tratar, lo que da lugar a superficies rugosas y mobiliario muy confortable, incluyendo sofás estilo Chester. En todo el local existen guiños de estilo industrial como el uso de chapa, metales y lámparas de fábrica.

¿Y qué hay de la carta?
Paulatinamente se han mejorado las recetas clásicas de su carta y también se han incorporado otras totalmente nuevas. Además, se han creado nuevas formas de probar y compartir los platos, como "A Modo Tuo", una fórmula en la que te confeccionas tú mismo el plato de pasta o pizza con tus ingredientes preferidos y Ginos lo cocina al momento. Y es que el proceso artesanal de los platos está asegurado, como también los sabores intensos, generosos y abundantes, procedentes de las mejores materias primas importadas directamente de Italia (pasta fresca de Puglia, quesos Pecorino, Parmiggiano, Mozzarella 100% de leche de búfala...).