El secreto mejor guardado de tu freidora de aire: desde que descubrimos este uso no paramos de ponerlo en práctica

Definitivamente, esta desconocida función de la freidora de aire nos está facilitando mucho la vida.

Las 7 freidoras de aire mejor valoradas en Amazon

Nueva utilidad para la freidora de aire que no conocías
Nueva utilidad para la freidora de aire que no conocías / Istock

Pocas compras han cambiado tanto nuestra cocina (y nuestra vida) como la freidora de aire. Desde que descubrimos este pequeño electrodoméstico no hemos dejado de explorar todas sus funciones y, sorprendentemente, cuanto más investigamos más partido conseguimos sacarle.

Puede que a ti te ocurriera algo parecido. Pensaste mucho el comprar o no una freidora de aire. Total, ya tenías horno y freidora... ¿para qué querías una freidora de aire? Comenzaste a investigar y te fuiste dando cuenta que era un pequeño electrodoméstico que venía a facilitarte la vida. ¿Cómo? Con platos más saludables y cocinados en menos tiempo, una bajada notable en la factura de la luz y, por supuesto, infinidad de recetas que probar. ¡Todo un invento! Y si no te la has comprado, sabemos perfectamente que te la han regalado.

Sea como sea, ahora no haces más que cocinar con tu freidora sin aceite, probando todo tipo de recetas. Ya has aprendido a limpiar en profundidad tu freidora de aire y, por supuesto, no dudas en buscar trucos y curiosidades que amplifican aún más las funciones de este pequeño, pero completo electrodoméstico. Gracias, TikTok, por ayudarnos con estos truquitos.

El primer paso es, obviamente, leer las instrucciones del fabricante y a continuación ya estás lista para entrar a las redes sociales para ver qué otras funciones podía tener tu freidora de aire. Ya sabes que puedes cocinar casi todo en la freidora, pero, ¿cuál será tu sorpresa? Cuando descubras que además de cocinar también puede descongelar alimentos como el pan e, incluso, mejor que el microondas.

Cómo sacarle todo el partido a tu freidora de aire en la cocina

La freidora de aire es el mejor electrodoméstico para descongelar alimentos como el pan. ¿Por qué? Porque reduce al máximo el agua, por lo que no afectará tanto su estado, y porque el pan queda en su punto. Pero, ¿qué modo, tiempo y temperatura debemos poner? Atenta, amiga, que aquí viene la magia.

Lo primero que tienes que hacer es, como siempre, precalentar la freidora de aire. Una vez hecho esto, colocas el pan de manera que el aire circule correctamente por todo el interior. Ahora, solo tienes que poner máximo 10 minutos a una temperatura baja, en función del tipo o grosor del pan, y controlar cada pocos minutos cómo va el proceso para ir aumentando la temperatura poco a poco a 180º.

Fíate de tu buen ojo en la cocina: si sientes que no está completamente descongelado, puedes esperar unos minutos más hasta que compruebes que está listo para consumir. Cuando lo veas a punto, saca el pan con mucho cuidado para no quemarte ¡y a disfrutar!  

De esta forma conseguirás descongelar el pan, calentarlo y dar ese toque crujiente por fuera y blandito por dentro, como recién salido de la panadería.

Síguele la pista

  • Lo último