Virginia Torrecilla, jugadora del Atlético de Madrid, es manteada por el equipo de fútbol femenino del Barça. | Getty

El precioso gesto de las jugadoras del Barça con su 'rival', Virginia Torrecilla, en la final de la Supercopa

Virginia Torrecilla, del Atlético de Madrid, ha vuelto a jugar 683 días después de retirarse por un cáncer.

Clara Hernández

La final de la Supercopa de España de fútbol femenino se saldó este domingo con la victoria rotunda del FC Barcelona sobre el Atlético de Madrid (7-0) pero, sobre todo, con un manteo lleno de emoción y una lección de deportividad protagonizado por la rojiblanca Virginia Torrecilla, que se incorporaba al equipo 683 días después de haber jugado su último partido y de retirarse del juego tras serle diagnosticado un tumor cerebral.

Las futbolistas del Barça decidieron celebrar su trofeo con un gesto atípico: manteando a la jugadora del equipo contrario y, sobre todo, destacando su recuperación, en un gesto que ha emocionado a jugadores, espectadores y, por supuesto, a la propia deportista.

"Un día me dijeron que no volvería a jugar al fútbol profesional. Casi dos años después, estoy aquí, redebutando contra el Barcelona", explicó la estrella del día, indicando que después de su enfermedad, se quedada "con las personas", que no tienen nada que ver con los colores. 

"No os imagináis la de veces que soñé con este momento [con volver a jugar con su equipo]. Y, creedme, jamás, nunca, lo había imaginado así. A nadie le gusta perder y menos de esta manera pero siento de todo corazón que el fútbol femenino ha vuelto a ganar de nuevo. TODAS, sin colores, sin escudos... NOSOTRAS! Gracias, gracias, gracias! Os adoro con todo mi ser", ha dedicado Virginia Torrecilla en su Instagram a las jugadoras de su equipo y del FC Barcelona junto a una fotografía en la que aparece con su camiseta reglamentaria y el número 14.

Hubo más momentos emotivos, como cuando saltó al campo, en el minuto 85, y Amanda Sampedro le cedió el brazalete de capitana.

También su equipo, el Atlético de Madrid, le ha dedicado una publicación en Instagram con algunas de sus declaraciones en las que la jugadora agradece todas las muestras de cariño y el apoyo que ha recibido durante todo el proceso de su enfermedad. 

"Para mí ha sido algo muy especial, no lo olvidaré nunca", declara en la grabación, en la que no puede evitar emocionarse y soltar unas lágrimas al mencionar a su familia, especialmente a sus padres, y de todo lo que han pasado con ella. "Les prometí que volvería y aquí estoy. Iré a mejor, siempre a mejor".

Lo sucedido ha sido recogido por, prácticamente, toda la prensa deportiva.