Oysho y el deporte. | Westend61 / GETTY

Los 5 mejores deportes para reducir el estrés, según los expertos

El ritmo frenético de nuestra vida, dormir poco, las tensiones diarias... incide en nuestra carga de estrés. Pero hay ejercicios que ayudan a combatirlo. 

C. D.

Nuestro actual ritmo de vida -en ocasiones, desbocado-, las preocupaciones desbocado y las tensiones tienen como consecuencia estrés y efectos negativos en nuestro día a día. Para ello, los expertos recomiendan tácticas y actividades que ayuden a reducir esa sobrecarga. Entre estas, el deporte es una de las herramientas más eficaces. Pero, ¿cuáles son los ejercicios más efectivos para combatir el estrés? 

Los expertos de Gympass, plataforma especializada del bienestar entre empresas, han seleccionado cuáles son los cinco mejores deportes para estar en forma y, además, descargarnos de estrés. Anota: 

1. CARDIO (y no solo correr)

Correr es uno de los deportes básicos a la hora de mantenerse en forma y dejar atrás las preocupaciones. Pero el cardio abarca mucho más que el running: hacer sentadillas, saltar a la comba o el ciclismo son alternativas igual de positivas. Y los beneficios del cardio son en cualquier caso los mismos: quema de calorías, mejora de la tonificación del cuerpo, entrenamiento del sistema cardiovascular y mejora de la respiración y del sistema inmune. A nivel emocional, "cualquier forma de cardio liberará endorfinas y serotonina en nuestro cuerpo, hormonas que contribuyen a nuestro bienestar", explican los expertos. ¿Tienes un mal día y necesitas liberar la mente? Salir a correr o hacer un poco de bici estática te ayudará a relajarte.

2. NATACIÓN

La natación es uno de los deportes que mayores beneficios genera. Al sumergirnos en el agua, hacer uso de todas nuestras extremidades, articulaciones y grupos musculares, y concentrarnos al mismo tiempo en la regulación de nuestra respiración, lograremos fatigar y desestresar todo el cuerpo. Es un deporte muy completo y no produce impacto en los huesos o articulaciones, lo que lo hace idóneo para quienes tengan alguna lesión o no puedan realizar grandes esfuerzos. Entre todos sus beneficios destacan el aumento de flexibilidad y elasticidad, el fortalecimiento de todos los músculos, sobre todo de la espalda; el alivio de enfermedades crónicas como el asma o la diabetes, y la ayuda que presta al sistema respiratorio y al aumento de la capacidad pulmonar.

3. BOXEO

Es la manera favorita de muchos de liberar las tensiones. El boxeo es un deporte muy completo porque, aparte de ser un deporte aeróbico, ayuda a ganar masa muscular y estar en forma. Con el boxeo se combate el estrés y se mejora el sistema inmunológico. Es una buena opción también para fortalecer la coordinación, al implicar las manos y las vista, mejorando nuestros reflejos. El boxeo trabaja todo el cuerpo de los pies a la cabeza, mejora la velocidad mental y la toma de decisiones. Es la práctica perfecta para deshacerte de la tensión y el estrés del día a día.

4. YOGA

Mejora la respiración y flexibilidad. Al ayudarnos a controlar nuestra propia respiración, nos ayuda a superar la ansiedad. Existe cantidad de modalidades de yoga, como el Bikram yoga, que se realiza a 40 grados, o el Kundalini yoga, orientado en ayudarte despejar la mente, pero todas traen los mismos beneficios: mejorar la coordinación, la concentración e incluso la digestión, además de ayudar a dormir mejor y estar más relajado durante el día. Perfecto para desconectar de un día ajetreado.

5. BAILAR

Mejora tu coordinación y alegra el alma. Bailar zumba, baile moderno, baile clásico… es una opción ideal para olvidarnos del estrés. Además, es una actividad social que podemos realizar en grupo y emplear para conocer nuevas personas. Sus beneficios son múltiples, y, al igual que el boxeo, ayuda a la salud cardiovascular, mejora el equilibrio y la fuerza y hasta aumenta el rendimiento cognitivo. Hay científicos que han descubierto que las áreas del cerebro que controlan la memoria y las habilidades mejoran con el baile. También ayuda a mejorar el estado de ánimo, reduciendo el estrés y disminuyendo los síntomas de la ansiedad y la depresión, además de aumentar la autoestima. ¿Quién no cambia de ánimo cuando escucha sus canciones favoritas y comienza a bailar? 

Mira además: