© Oaxen Krog

Dos estrellas Michelín en un viejo astillero

Una experiencia gastronómica en un escenario único. 

Goito Paradelo |Woman.es

Aparte de su espectacular emplazamiento, en un viejo astillero en la cercana isla de Djurgarden en Estocolmo, el restaurante Oaxen Krog, con dos estrellas Michelín, esconde en la zona dedicado a su Bistro, un anexo del restaurante principal, la historia visual de los pescadores que surcaron durante siglos estos gélidos mares.

Grandes botes, como los empleados en las travesías pesqueras, cuelgan de su techo para conseguir recrear una estética que, junto con una exquisita oferta gastronómica que ahonda en los sabores tradicionales de la zona, te traslada a las experiencias que vivieron estos hombres en alta mar.

Una gran cristalera en uno de sus laterales te permite contemplar desde el interior durante el crudo invierno, el embarcadero donde este mismo local tiene una embarcación construida en 1935 que funciona como improvisado hotel y en el que se recrea con total fidelidad los lujosos camarotes de los grandes buques que surcaban el Mar Baltico durante los años 40.

Al frente del negocio se encuentran los restauradores Magnus Ek y Agneta Green y la restauración corrió a cargo del arquitecto Mats Fahlander y la diseñadora de interiors Agneta Pettersson. Un espacio que no debes dejar de visitar si quieres conocer lo mejor de la gastronomía sueca.