Depeche Mode, el eterno retorno.

Les estábamos esperando. La mejor banda de electropop saca disco

Depeche Mode, el eterno retorno.

"Playing the angel" (Mu-te/ EMI), el último álbum de Depeche Mode, acaba con los rumores de separación del grupo, a raíz de las vacaciones que se dieron sus in-tegrantes para llevar a cabo sus proyectos personales. Durante ese periodo, Dave Gahan, el cantante, se dedicó a confirmar que había de-jado la mala vida y publicó un disco en solitario ("Paper Monsters"); Martin Gore, el compositor, se concedió un aburrido homenaje a base de versiones de sus temas favoritos ("Counterfeit 2"); y Andy Fletcher, el otro componente, se quedó encerrado en su mansión para ver cómo crecían sus millones. Superado el estrés, la banda se reunió en Los Ángeles con los viejos instrumentos (na-da de tecnología punta) y sus miembros se pusieron a hacer lo que mejor saben: letras torturadas ("Suffer Well"), confesiones indecentes ("The Sinner in me") y la imposible búsqueda de re-dención marca de la casa ("Nothing’s Imposible"). Una demostración de que no han perdido un ápice de ese elegante sonido claustrofóbico que los convirtió, en los no-venta, en el mejor grupo de electropop del mundo. Y vuelta a la carretera en una nueva gira mundial, la primera en cuatro años, que llegará a España en febrero del 2006. No te la pierdas.

Síguele la pista

  • Lo último