Un oasis en Ibiza

Si la isla es sinónimo de bullucio, en esta casa todo es paz y confort. Disfruta del placer del "dolce far niente" y descubre su decoración: una mezcla de diferentes culturas, que, junto con la arquitectura típica ibicenca, crea espacios más que únicos. ¡Entra, estás en tu casa!

Susana Fernández

"Arquitectura de vacaciones", así define Alberto Cortés la villa Darshan, uno de los cinco alojamientos que forman parte del complejo-resort Kasbah, en la costa suroeste de la isla de Ibiza. Y el nombre le va que ni pintado, porque estos oasis de tranquilidad y buen gusto son lo que cualquiera necesita para desconectar unos días y evadirse del estrés de la ciudad. Darshan, Kasbah... Son nombres que ya anticipan la pasión de los propietarios, Alberto e Ivonne, por el estilo de vida de Oriente. Tanto que, aunque llevan 10 años viviendo en la isla, reparten su tiempo a caballo entre Ibiza, Bali y Marruecos.

Ello explica la fusión decorativa de la casa: por un lado, tiene todo el encanto de las construcciones típicas ibicencas, con muros de piedra seca, techos envigados y paredes de piedra caliza. De hecho, en la zona donde se ubica, Cala Carbó, no está permitida la construcción de nuevas viviendas. La villa es una antigua casa de los años 60 reformada bajo un proyecto de los propietarios. Pero si algo caracteriza a esta casa es su sofisticada mezcla de muebles de diseño (como el sofá Minotti del salón) y piezas traídas de las tierras lejanas que suelen visitar.

¿El resultado? La fusión entre la arquitectura tradicional y el exotismo de otros mundos.

Entra y echa un vistazo a la casa... Pincha AQUÍ.