Las propuestas de José Arroyo, Guille García Hoz y Westwing (de dcha. a izda.). | Guille García Hoz, José Arroyo, Westwing

Las tendencias 'deco' que marcarán 2022, según los expertos: del nuevo minimalismo al reino 'cosy'

Calidez, confort, artesanía, texturas... y menos postureo. Así serán nuestros hogares en 2022. 

Clara Hernández

"El comedor se ha convertido en despacho. Y me di cuenta de que tenía sillas bonitas pero incómodas. Ahora analizamos el hogar en términos de confort y menos de postureo", confesaba en plena pandemia Guille García Hoz, nombre clave del interiorismo 'made in Spain' y creador de artesanía fantasiosa. Hoy, el diseñador  redunda en esos mismos conceptos ("calidez", "comodidad") para dibujar las tendencias que primarán este invierno en los hogares. Estos, anticipa, serán territorios 'cosy' (acogedores, que acurrucan). Y buscarán la calma: calma contra la estridencia, calma a la hora de incorporar las tendencias "para que las casas sean casas y no catálogos" y calma como revulsivo contra "esa inmediatez digital bestial" que amenaza con monitorizar nuestra vida. 

TENDENCIA 'COSY'

Es decir, un viaje 'mindfulness' a las raíces que, en términos decorativos, se puede traducir en artesanía, que "tiene alma y autenticidad"; en paredes con texturas, en acabados mate (¡fuera brillos!), en colores blancos y cemento...

También, en telas acogedoras, cercanas a la felpa ("nada sintético, sino algodón o lana bucle, que abrigan y dan ganas de sentarte con una mantita frente a la chimenea".) Y en sostenibilidad que propone piezas de "kilómetro 0 y pinturas de ecológicas, que regeneran el aire y vienen de explotación sostenible" para revestimientos de paredes y techos, añade el experto, que también apuesta por acabados en escayola, la cual refleja "la luz de una forma muy especial". 

Artesanía (con el 'Ciervo Gerardo' a la cabeza), la propuesta de Guille García Hoz. | Guille García Hoz

Otra premisa: madera y pocos muebles, "solo los necesarios". 

El TRIUNFO DE LO NATURAL

También el interiorista José Arroyo hace alusión a los materiales naturales y a su sinceridad.  "El maximalismo se va a reducir y el concepto de interiorismo va a ser mucho más simplificado, pero sin perder el alma. Esto se refuerza con formas y texturas naturales, con tonos neutros y ocres".

Es decir, habrá revestimientos continuos, a base de cales y polvo de mármol. La tendencia va por simplificar, no por elegir un suelo ajedrezado y una pared empanelada y artesonada. "Se trata de que el mismo material y color del suelo se repita en las paredes y, luego, se igualen los techos", aclara el diseñador.

Madera y tonos naturales en la cocina diseñada por José Arroyo. | José Arroyo

La madera se oscurece, vaticina, y los muebles serán amables, cálidos y con personalidad. "Nada estrafalario ni efectista; los contrastes son muy sutiles y elegantes".

Como García Hoz, Arroyo aboga por las paredes con texturas, que se logran trabajándolas con cal o elementos naturales o, incluso, con papeles pintados muy convincentes (atención, no hablamos de los papeles estampados con motivos vegetales y paisajes, que "quedaron atrás", sino de aquellos que reproducen texturas de ratán, bambú, etc). 

EL NUEVO MINIMALISMO

Desde la firma de muebles y decoración Westwing, ratifican ese auge del minimalismo de espacios limpios y poco recargados con el 'twist' de la calidez y los materiales naturales. Entre estos últimos, destaca el bouclé, esa tela gruesa hecha de hilo con nudos que está conquistando pufs, banquetas, mantas y cojines.

Blancos y cremas se funden en las propuestas de la colección sostenible We Care by Westwing.  | Westwing

La sostenibilidad y la conciencia del medio ambiente son otros de los aspectos que asimismo recoge Westwing, una conciencia que se ve reflejada en "maderas macizas que proceden de bosques gestionados de forma responsable, algodones orgánicos, piedras y mimbre" y que inspira su nueva colección, We Care by Weswing Collection, que incluye objetos como alfombras y accesorios cuya composición procede, en un 50%, de materiales reciclados. 

¿Colores? El blanco "all the way" o combinado con crema, que consigue interiores monocromos sofisticados y luminosos, indica la firma, que hace alusión a una última tendencia: una elegancia retro, en muchos casos inspirada por la década de los setenta, con sus curvas sinuosas, sus colores y sus estampados geométricos.

Mira también: