Humberto Campana en el sillón Bulbo, diseñado en 2019 para la colección Objetos Nómadas de Louis Vuitton. | TOMMASOSARTORI

Los hermanos Campana destapan el humor de Vuitton

Vuelven los "Objetos nómadas" de Louis Vuitton y, con ellos, la irreverencia, el humor y la genialidad de los hermanos Campana. Estos brasileños, que llevan casi 40 años fomentando la ecología y la artesanía, nos presentan su puff 'Merengue' y la instalación 'Aguacate'.

Ester Aguado

Su naturalidad desarma: Humberto y Fernando Campana son de esos tándem que conquistan. Uno estudió Derecho y el otro, Arquitectura, pero a mediados de los 80 se unieron para diseñar con pasión objetos artesanos llenos de lirismo y conciencia ecológica, que se quedan para siempre en tu retina.

Crearon Estudio Campana hace 36 años, ¿lo mejor y lo peor?

El punto álgido de todo fue el año 1998, cuando hicimos nuestra primera exposición en el MoMA de Nueva York. ¿Lo peor? Cada vez que intentamos hacer algo pensando en vender y sale mal, ¿sabes? Sin embargo, los errores son muy importantes porque aprendemos. Y luego conseguimos hacer buenos proyectos.

¿Crear se ha convertido en una necesidad?

Hoy en día nos enfrentamos a tantos problemas que es importante tener una idea en la cabeza para no volvernos locos. Es una forma de resistir. Cuando vemos el calentamiento global, la crisis de la inmigración, el aumento del populismo... pienso cuán importante es que los artistas creemos. El arte puede cambiar el mundo, puede traer esperanzas, seguro.

Estos simpáticos brasileños llevan trabajando juntos 36 años. Su fundación, Instituto Campana, ayuda a las comunidades locales y a los desfavorecidos desde hace 12 años. | Louis Vuitton

En este mundo tan globalizado y tecnológico, ¿tener una identidad propia no es un reto?

Sí, es bastante difícil. Y hemos contaminado a toda una generación de diseñadores de interiores... Pero es bueno, porque nos permite reflexionar. Te hace querer llegar más lejos. Es como decir: «Esto es bueno, pero podría ser mejor». Te empuja a ser tú mismo, aunque no decimos que sea fácil.

Serán como hijos, pero ¿de qué piezas están más orgullosos?

Me encanta la silla Cocoon, que diseñamos para Louis Vuitton. Fue una pieza que tardó 3 años y medio en hacerse, porque presentaba problemas técnicos. Y fue difícil solucionarlo. Estoy orgulloso siempre que voy a Japón, Milán o París y la veo en los escaparates. Me dijeron que se convirtió en un icono de la colección. Fernando prefiere la silla Vermelha, que nos abrió las puertas al mundo y está en las colecciones de museos como MoMA, Pompidou, Vitra, Cooper-Hewitt...

Si revisaran su trabajo anterior, ¿cambiarían algo?

No, nada. Las piezas que fueron buenas en su momento, siguen siéndolo, y contemporáneas y atemporales.

Los puff 'Merengue', la última creación de los Hermanos Campana para los 'Objetos Nómadas' de Louis Vuitton. | Louis Vuitton

¿Serían capaces de dar tres adjetivos a su estilo?

Nos encanta lo hecho a mano, el surrealismo, y contar historias, las cosas que nos pasan y las experiencias que nos afectan. Intentamos crear una catarsis a partir de esas experiencias. Así que sería: catarsis surrealista hecha a mano. Fernando diría experimental y expansor de ideas.

De los Objetos Nómadas de Vuitton, ¿cuál es su favorito?

Me llamó la atención la silla suspendida de Patricia Urquiola. Es tan bonita, hay un preciosismo fresco en su fabricación a mano. Me da envidia no haberla diseñado yo.

¿Cómo se mide el éxito de un diseño? ¿Por las ventas?

No, supongo que por el tiempo. El tiempo es la verdadera medida. Sabes si es bueno o no con la cantidad de tiempo que le dedicas. Pero las ventas no, en absoluto. Siempre que pienso en vender, me sale mal.

¿Quién tiene la capacidad de sorprenderles?

Patricia Urquiola. Su trabajo: es tan diferente, contemporáneo, y al mismo tiempo va bien con las casas de la gente; el humor, también, ya sabes, ella es española, por lo que trae todo este concepto latino en su trabajo, la pasión…

Algunos 'Objetos Nómadas' de Louis Vuitton 2022; a la derecha, la silla suspendida de la española Patricia Urquiola. | Madison Voelkel/BFA.com

¿Quiénes fueron sus referentes? ¿Alguna mujer?

Oh, hay tantas... Nos encanta el trabajo de Lina Bonardi, Charlotte Perriand, Matali Crasset.

Son una inspiración para millones de personas, ¿les motiva?

Es una responsabilidad aportar algo de singularidad al mundo; de lo contrario, solo ayudaría al mainstream.

¿Colaboran con alguna firma de moda, además de Lacoste?

Con Melissa, aunque somos conocidos en Brasil como zapateros, no como diseñadores. Trabajamos para los joyeros H. Stern desde hace 20 años. No colaboramos con muchas empresas, pero nos esforzamos por crear una relación de amistad con la gente con la que trabajamos. Creamos con el corazón, no con el cerebro. Aportamos afecto a nuestra labor.

¿Perderían parte de su identidad si se fueran de Brasil?

Bueno, viajamos mucho, que es una buena manera de salir de la zona de confort, de creatividad. Pero no nos iríamos de São Paulo, no. Este un país de oportunidades y diseñamos aquí para influenciar al resto de las personas a que respeten la naturaleza y la artesanía.

La instalación Aguacate de los Hermanos Campana para los Objetos Nómadas de Louis Vuitton. | Louis Vuitton

EN POCAS PALABRAS...

¿Cómo es vuestra relación?

Humberto: Nos complementamos, pero si siento que quiero probar algo, otra forma de crear, puedo hacerlo. Tal vez yo aporte un concepto y Fernando lo desarrolle mejor, pero tratamos de ser nosotros mismos, de tener nuestra identidad.

Fernando: Empezamos por caminos separados, seguidos de una fuerte simbiosis desde que abrimos Estudio Campana. Ahora yo me dedico a hacer más esculturas, collages e ilustraciones. Vamos cambiando la dinámica de una forma natural.

¿Qué os hubiera gustado diseñar?

Humberto: Una nevera.

Fernando: El avión.

¿Vuestra base es el humor, la libertad, la artesanía y el reciclaje?

Fernando: Sintetizamos el espíritu brasileño: espontaneidad, preocupación por el medio ambiente y sentido del humor. Queremos educar, dejar un mensaje sólido detrás de cada obra.

¿Un diseñador nuevo?

Fernando: Jaider Esbell, un multiartista indígena brasileño, que ha dejado un enorme legado por su obra y activismo.

¿Quién os ha influido más?

Fernando: Los directores de cine como Fellini, Kubrick, Lynch o Almodóvar; de niño, ir al cine era mi escape del pequeño pueblo donde crecí. También Fabio Sinceri ("Vacaciones en Marte", Netflix).

¿El instituto Campana es una realidad?

Fernando: Sí, desde el año 2009 (@institutocampana). Nos aliamos con distintas ONGs, comunidades locales e instituciones educativas para transformar la sociedad con el diseño.