Gabrielle Chanel en  una imagen en blanco y negro de época en su villa La Pausa ubicada en la Riviera francesa. | Chanel

Chanel compra La Pausa la Coco Chanel

CHANEL anuncia la adquisición de La Pausa, tras restaurar su espíritu original, en ella volverán a brillar la cultura y los valores de CHANEL.

Woman.es

El 30 de septiembre de 1928, Gabrielle Chanel compraba el terreno donde haría construir la villa La Pausa, la única de sus casas que ella misma diseñó y decoró.

Mademoiselle Chanel, que en los años 20 acudía con frecuencia a la Riviera Francesa en compañía del duque de Westminster, decidió construir una villa a su gusto sobre un terreno que adquirió con vistas al mar y dominando Cap-Martin. La Pausa, estaba lista para habitar en enero de 1930.

Decorada de forma sencilla y moderna, pero muy nueva, cosechó un éxito inmediato. Allí recibía al Duque de Westminster y Misia Sert, y a artistas y escritores como Jean Cocteau, Paul Iribe, Serge Lifar, Pierre Reverdy y Salvador Dalí.

En 1954, tras la muerte del Duque de Westminster, Mademoiselle Chanel le vende La Pausa con todos sus muebles a Emery Reves, un escritor y editor que le confirió un nuevo resplandor a la villa acogiendo a sus amigos Winston Churchill, Greta Garbo o Jackie Onassis.

Vista exterior de la Villa La Pausa, propiedad de Coco Chanel, que después pasó a Emery Reves, y que ahora vuelve a ser propiedad de la firma CHANEL. Un lugar perfecto para rendirle homenaje a la creadora de moda más grande del siglo XX. | Chanel