Daniel Sueiras y su ácida evolución de las especies

Utilizando a Darwin y su teoría evolutiva como punto de partida, la serie de obras de Daniel Sueiras expuestas en la galería Marita Segovia proponen una irónica reflexión sobre el devenir de las especies que habitan nuestro planeta.

Daniel Sueiras

Una oveja con la lana ya estampada de colores, una gallina con hélice para un mejor vuelo, plátanos con abrefácil que se lo ponen más fácil al consumidor, una vaca capaz de camuflarse sobre un fondo estampado o la transformación de una persona en bombona de butano son algunas de las propuestas de este pintor y escultor, alicantino de nacimiento, pero gaditano por erosión. Sus obras, pertenecientes a la serie "Selección natural", pueden verse en la galería Marita Segovia (Madrid) hasta el 8 de marzo y giran en torno a Charles Darwin y sus estudios sobre la evolución de las especies. En las obras se hace referencia a un "futuro hipotético" en el que tanto humanos como animales y plantas presentan unos peculiares rasgos evolutivos.

Aunque en un primer momento la evolución que plantea en sus obras puede resultar delirante y desproporcionada, no se trata sino de un guiño para ahondar en un tema de gran trascendencia: la relación del ser humano con el medio. Tema, por otro lado, que Daniel Sueiras viene tratando en cada exposición que realiza, siempre desde diferentes ángulos. La constante sería la de una especie, el Homo Sapiens Sapiens, alienada de la naturaleza original, viviendo en ciudades y, por tanto, secuestrada por sus propias necesidades de productividad y optimización. De ahí que la mayoría de seres “evolucionados” que presenta lo son simplemente para una mayor comodidad humana.

La idea principal de la teoría de la Selección Natural (que, recordemos, se basa en el hecho de que las especies evolucionan para su mejor adaptación al medio) es utilizada también como una crítica a la experimentación genética que, nuevamente, nos empuja a reflexionar sobre el papel que desempeña el ser humano en la Naturaleza.

Dónde

Galería Marita Segovia

Lagasca, 7 (Madrid).

Tel. 91 575 92 57.

Hasta el 8 de marzo.

Síguele la pista

  • Lo último