Las confesiones más sorprendentes del documental de Janet Jackson

La hermana de Michael Jackson le ha acusado de haberle hecho 'bullying'

Janet Jackson, en los premios Grammy

Cuando una persona famosa decide documentar su vida para dar a conocer su lado más personal, no suele dejar títere con cabeza. No hablamos en modo despectivo ni mucho menos, pero el hecho de crear una autobiografía visual, con testimonios y una ingente cantidad de imágenes y archivos personales, es buen momento para hablar alto y claro sobre aquello que ha marcado su vida, tanto para bien como para mal.

Y esa es una oportunidad que no ha querido desestimar Janet Jackson, que acaba de estrenar su documental autobiográfico, en el que desvela alguno de esos episodios que le han marcado la vida y que le han enseñado a ser quien es. Conviene recordar que se trata de una producción que se ha estrenado simultáneamente en las cadenas estadounidenses Lifetime y A&R y del que, por el momento, nada se sabe si llegará a España.

Uno de los puntos de 'Janet', que es como se titula este documental, que ha generado mayor interés es el que se refiere a su relación con uno de sus hermanos mayores y el más popular, Michael Jackson. Al parecer eran muy cercanos durante su infancia, pero, a raíz del éxito de 'Thriller', el cantante se distanció de su hermana. "Me di cuenta de que había cambiado. Siempre entraba en mi habitación y hablábamos, pero una vez vino y se fue sin decir nada", ha asegurado en declaraciones recuperadas por People.

Janet Jackson siempre ha insistido en que, a pesar de las circunstancias, su relación con Michael era buena. Y eso que fue en cierto modo uno de los vértices de su trauma principal: el peso. Al parecer, Michael se burlaba de su aspecto cuando a los 11 años comenzó a experimentar problemas de peso. "Empecé a tener pecho y me vendaban para que pareciera más plana. Había épocas en las que Mike solía burlarse de mí y llamarme 'cerda', 'yegua' o 'vaca'. Él se reía y yo también, pero en el fondo, me dolía", ha desvelado la cantante.

Otro de los episodios que han marcado su vida y que también forma parte de la narrativa de 'Janet' tuvo lugar en la Super Bowl de 2004, cuando Justin Timberlake arrancó parte de su ropa al final de la actuación y mostró su pecho ante el público. Ese momento tuvo gran repercusión tanto para la historia de este campeonato como para la vida de la artista, puesto que recibió duras críticas tanto por parte de sus fans como por parte de sus compañeros de profesión.

Tras la actuación, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) comenzó una investigación para determinar lo que había ocurrido sobre el escenario y lo cierto es que fue un proceso muy duro para la cantante, que ha insistido hasta ahora en que no fue intencionado. A raíz del denominado 'nipplegate' (motivo por el que, por cierto, nació la plataforma de vídeos YouTube), las ventas de Timberlake aumentaron, en detrimento de las de Janet, que fue eliminada de las listas de radio y de la televisión.

Janet Jackson y Justin Timberlake en la Super Bowl de 2004
Frank Micelotta

Sin embargo, no fue hasta 2021, cuando se estrenó el documental 'Framing Britney', cuando el cantante de 'Sexy Back' se disculpó públicamente con ella e hizo un alegato a favor de las mujeres que han sufrido las consecuencias de sus acciones. "La industria prepara a los hombres, especialmente a los blancos, para el éxito", contó el artista, que reconoció que se benefició "de un sistema que condona la misoginia y el racismo".

Síguele la pista

  • Lo último