Carolina Durante: "Lo que hemos ganado nos da para vivir tranquilos en Madrid y sin compartir, que no es tontería"

La banda madrileña acaba de lanzar nuevo disco, 'Cuatro chavales'. Hablamos con ella sobre rock, romanticismo, dinero, prensa rosa y hasta de belleza. 

Los cuatro componentes de Carolina Durante

Los componentes de Carolina Durante: Juan, Mario, Martín y Diego (de izda. a dcha).

/ Universal

Diego Ibáñez (voz), Mario del Valle (guitarra), Martín Vallhonrat (bajo) y Juan Pedrayes (batería) son Carolina Durante, el grupo madrileño que en 2018 inspiró neologismos ('cayetanos'), devoción, acritud y risas con 'Cayetano', el tema que parodiaba a los 'niños bien' con un punk pop ruidoso y desenfadado. Después llegó la colaboración con Amaia en 'Perdona (ahora sí que sí)' —junto con los rumores sobre la supuesta relación entre la navarra y el cantante de la banda—, las composiciones 'Joder, no sé', 'Las canciones de Juanita'... Y conciertos con entradas agotadas, un cameo glamouroso en una película ('Hasta que la muerte nos separe'), un papel en una serie (Diego forma parte del elenco de 'Cardo')...

Este viernes ponían a la venta su nuevo disco, 'Cuatro chavales', horas después de haberlo presentado en directo en un concierto con el apoyo de Vibra Mahou, la plataforma de música de Mahou Cinco Estrellas que crea encuentros en torno al directo. Hablamos con ellos sobre música, prensa rosa y otras cosas.

En 2018 dijisteis: "No creo que en ningún momento nos planteemos ser músicos profesionales a menos que ganemos 5 millones en un año". ¿Ya habéis llegado a esa cifra?

No hemos alcanzado los 5 millones de euros y no somos millonarios. Lo que hemos ganado nos da para vivir tranquilos en Madrid, que no es tontería. [¿Compartiendo o sin compartir piso?] Nos da para vivir solos, si queremos. Somos como un ciudadano medio aunque si nos comparamos con nuestros colegas, de nuestra edad, ganamos más que la mayoría de ellos.

Carolina Durante, en la presentación Vibra Mahou de su disco 'Cuatro Chavales'

El grupo Carolina Durante posa antes de su concierto de presentación del disco 'Cuatro chavales' en un encuentro de Vibra Mahou.

/ FVMPHOTO.COM

¿Cómo os ha cambiado el éxito y la fama, ahora que sois 'famosos en más de tres calles', superando el título de vuestra canción?

Diego: Ahora que te inviten a una cerveza es más fácil y la gente es más maja contigo por lo general, pero más allá de eso…

Martín: No considero que hayamos cambiado. No nos damos aires, no miramos a nadie por encima del hombro. Somos humildes.

¿Dejasteis algo por la música?

Mario: Estaba empezando a estudiar patronaje y moda. La grabación del primer disco coincidió con los exámenes del primer trimestre y lo abandoné. Era mucho mejor la música.

Juan: Estaba de marmitón en un hotel, en la cocina. Eso sí que lo dejé y de buena gana.

Martín: Yo estaba estudiando interpretación y lo dejé pero ahora he vuelto a estudiar Dirección de Teatro. Ha aprovechado el parón (por la pandemia) y me he metido en un máster.

Diego: Yo estaba en el INEF. Estaba terminando y lo aparqué. Lo aparqué y se ha llevado el coche la grúa, no vuelve.

En plena era del reggaeton y tocando pop rock, ¿ocurre que en vuestros conciertos hay más de un señor mayor, tipo padre?

Sí, a saco. Hay muchos, muchos padres y, a veces, con sus hijos. Tenemos un rango de edad bastante amplio de público. Estamos empezando a preocuparnos [risas]. Si vienes a un concierto nuestro hay peña desde 18 a 50 años.

¿Y eso os ha llevado a alguna reflexión?

Que está muy guay.

Diego Ibáñez, de Carolina Durante, es manteado en un concierto

Diego Álvarez, de Carolina Durante, de mano en mano en el concierto de presentación de 'Cuatro chavales'.

/ FVMPHOTO.COM

Si no hace falta ser romántico para escribir canciones de amor, como un día dijo Xoel López, ¿lo vuestro es justo lo contrario?

Mario: Somos románticos y escribimos canciones románticas.

Diego: Hay algunas de ellas que tienen humor y otras que son más directas y románticas 'per se'. Y seríamos aún más románticos si Martín no estuviera ahí.

Martín: A veces se meten (Diego y Mario) lírica y armónicamente en unas movidas que, sintiéndolo mucho, no hay por donde cogerlas. El tema es que no coincidan la lírica pastelosa y la música pastelosa.

¿Lo cursi es lo peor?

Diego: Lo cursi rodeado de cosas que no son cursis tira para adelante.

Mario: Mola cuando hay una ambivalencia: hablar de cosas muy serias pero de una manera ligera, de coña, o decir algo cursi pero cantándolo a gritos, con mala hostia.

Martín: Lo 'cursi' puedes sacarlo por lugares más irónicos que, por ejemplo, la chulería explícita del rock and roll español. Esa chulería es más 'lo peor' que lo cursi porque es difícil de revestir mientras lo cursi se puede esconder con cierto chiste.

En vuestras canciones hay dardos (con humor) contra algunos. ¿Os reís de los malotes o sois vosotros los malotes?

Mario: No somos malotes. Nos reímos de los malotes. De los molones.

Diego: Juan es bastante malo, es un poco 'Daniel el travieso'.

Martín: La palabra 'malote' es muy de instituto.

Diego: Ahora es el molar. Que lo que se destaque más de tu persona es que eres muy guay, eso es de lo que nos reíamos.

El rock and roll nació para reivindicar. ¿Qué reivindicáis?

Juan: Reivindicamos el rock & roll [levantando el puño y diciéndolo exageradamente. El resto se ríe]. Llevo el rock por bandera.

Martín: No creo que las guitarras sean mejor que las no guitarras, aunque a mí es lo que más me llena. Pero no es una militancia, no somos activistas del rock.

Diego: A mí me alegraría que se escucharan más guitarras.

El grupo Carolina Durante

Carolina Durante, en una foto promocional del lanzamiento del disco 'Cuatro chavales'.

/ Universal

¿Y en cuanto a mensajes?

Martín: Normalizar cosas de las que no se suele hablar. Por ejemplo, hablar abiertamente con tus amigos de salud mental. Normalizarlo genera un cambio. Habla de tu situación personal, y más ahora.

Diego: En vez de acudir directamente al psicólogo, que está muy bien, si te guardas todo… Creo que te puedes ahorrar mucha pasta si hablas con tus amigos sobre tu estado mental.

Diego, participas en la serie ‘Cardo’. ¿Qué te representa de ese retrato generacional?

Tal vez el momento de caos y malestar que atraviesa el personaje de María. No considero que esté tan perdido como ella porque tengo esto [la música, su grupo] y tiro para adelante pero he estado descontrolado, intentando eludir responsabilidades, yéndome de fiesta… Y ahora podría estar mejor pero no estoy perdido. Tengo a mi grupo y tengo claro lo que quiero.

¿Y el resto?

Mario: Yo estoy aburrido. Quiero que vuelva el jaleo de los conciertos y volver al ruedo.

Un día os preguntaron vuestra opinión sobre la prensa rosa, que entonces seguía a Diego por su amistad con Amaia. Y Diego dijo: "Me flipa la prensa del corazón. Aparecer en Cuore es un hito en mi carrera". Woman pertenece al mismo grupo editorial que Cuore. ¿Me contáis algún salseo para que os vuelvan a sacar?

Diego: Lo dije irónicamente pero si un día quieren, me pueden seguir. Pero solo un día, acordamos cuándo, y yo encantado. ¡Portada de Cuore!

Vuestro tema favorito del disco es...

Martín: 'Aaaaaa#$!&'

Diego: 'Urbanita'.

Mario: 'Colores'

Juan: 'La planta que muere en la esquina'.

Un truco de belleza

Diego: Intento ir afeitado. Y Juan se pone el gorro para peinarse.

Juan: Cuando me ducho siempre me pongo el gorro porque si no se me queda el pelo para arriba y no me mola. Y me tiño el pelo [lo lleva de color rojo] desde los 17 años. Y ya no lo puedo dejar.

Mira además:

Síguele la pista

  • Lo último