Año nuevo: retos nuevos

Se acerca un nuevo año y con él volvemos a elaborar la clásica lista de propósitos.Sin embargo, muchos de estos buenos deseos se quedan en, sólo eso, deseos. Miguel J. Roldán, uno de los Coach más reconocidos, aclara cuáles son los factores que hacen que estos objetivos se cumplan, o no.

reto

1. Propósitos durante todo el año. Es altamente positivo que te marques propósitos durante todo el año, no sólo con el Año Nuevo. Numerosos estudios evidencian que las personas que rigen su vida por metas resisten más a las enfermedades y tienen mayor esperanza de vida. “Es importante en la vida y en el trabajo tener un ¿para qué?, un propósito y una intención que guíe nuestra vida” afirma Roldán.

2. Plantearse retos pero sin pasarse. No se trata de marcarte una gran cantidad de objetivos, más vale proponerte pocos, pero que éstos sean sólidos. Sabrás si lo es si hay una actitud clara hacia él y si existe un plan de acción concreto. Responde mentalmente a este simple paquete verbal: ¿Qué? ¿Para qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Quién?

3. Retos motivadores. Sólo lo son los alcanzables. Si no hay probabilidad de éxito, el reto no es motivador. “Las metas deben ser sobre lo controlable, aquello que depende de un cambio en nuestra actitud o una acción por nuestra parte. Las metas que no podemos controlar nosotros directamente provocan frustración y resentimiento.

4. Motívate. Es importante conocer los beneficios de la meta, porque esto nos ayuda a ver lo que vamos a obtener gracias a su consecución. Anótalos para no olvidarlos.

5. Haz un plan de acción concreto. Que conteste estas preguntas básicas: ¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Quién? Debe contener un calendario concreto.

6. Planificación. Opta por una herramienta que te ayude, por ejemplo, la agenda clásica de papel, el outlook, el sistema de agenda de nuestro smartphone, listas de tareas, etc.

7. ¿Avanzas? Para saberlo, revisa tus logros en periodos temporales (semana, mes, etc.). Los avances pueden ser cualitativos o cuantitativos, o preferiblemente una combinación de ambos.

8. Mentalización. Cada mañana dedica 2 minutos al levantarte a meditar sobre tu propósito y los beneficios que vas a conseguir.

9. Haz una lista. Con los propósitos que se quieren cumplir. Tal y como señala Roldán, “las listas permiten “vaciar la mente”. Cuando lo tenemos todo en la cabeza y no lo concretamos en listas o agendas, estamos más ansiosos, y generamos mas estrés y es más difícil llevar las cosas a cabo, porque nuestra memoria es frágil”.

Síguele la pista

  • Lo último