Vapeadores BAT

Una alternativa libre de humos

La preocupación por nuestra salud viene creciendo los últimos años, y cada vez son más las personas que buscan alternativas para mejorar su estilo de vida. En este sentido, ya son muchos los fumadores que buscan nuevas opciones. Así, las tecnologías aplicadas a las alternativas de potencial riesgo reducido están siendo clave en las estrategias para mejorar el bienestar de los usuarios de cigarrillos convencionales.

Woman.es para BAT

Una de esas alternativas, para aquellos fumadores que no pueden o no quieren dejar de fumar, son los vapeadores, también llamados cigarrillos electrónicos o dispositivos de vapeo. Los vapeadores utilizan la energía de las baterías para crear un vapor inhalable. Si bien los cigarrillos electrónicos no están exentos de riesgo y los e-líquidos que contienen nicotina pueden ser adictivos, para quienes no tienen intención de dejar de fumar o de consumir nicotina, pasarse al vapeo consiste en una alternativa de potencial riesgo reducido.
Estos dispositivos no producen humo y, si se fabrican en cumplimiento con las regulaciones pertinentes, producen niveles menores de agentes tóxicos en comparación con los cigarrillos convencionales. A diferencia de los cigarrillos de tabaco convencionales, los cigarrillos electrónicos no producen humo ni cenizas. En lugar de quemar tabaco, calientan el líquido, que suele ser una mezcla de propilenglicol (PG), glicerina vegetal (VG), nicotina, saborizantes y, en algunas ocasiones, agua.

Dispositivos para calentar tabaco

En busca de un cambio de hábitos, existen unos dispositivos que, en lugar de quemar el tabaco mediante un proceso de combustión, utilizan un mecanismo electrónico para calentar unidades de tabaco diseñadas especialmente para ello. Estos dispositivos calientan unidades de tabaco a una temperatura de hasta 400 °C, lo que evita que el tabaco se queme. En su lugar, se produce un aerosol inhalable con menos olor y menos agentes tóxicos en comparación con los cigarrillos tradicionales, que suelen quemar la nicotina a 900 ºC.


Diferencias con el tabaco tradicional

Tanto el tabaco calentado como los cigarrillos electrónicos o vapeadores contienen aerosoles con nicotina y son una alternativa potencialmente menos dañina a los cigarrillos convencionales. Por otro lado, la nicotina es una sustancia adictiva, pero no es la responsable de las enfermedades generadas por el consumo de cigarrillos, como el cáncer. Además, en los últimos años han evolucionado los dispositivos de vapeo y de tabaco calentado para que el consumidor pueda escoger el nivel de exposición a la nicotina.