Álex Pastor, el tiempo en sus manos

Con“La ruta natural” ha ganado el premio al mejor corto internacional en Sundance. Ahora prepara su primer largo.

Álex Pastor, el tiempo en sus manos

Alex tiene 24 años y la cabeza muy bien amueblada. Por eso, tras toda la vorágine Sundance, cuando las productoras empezaron a llamarlo para ser las primeras en producir su primer largo, él ya tenía escritos tres guiones. «Siempre tuve claro que me quería dedicar a esto –confiesa–. A los once años vi una película y supe que quería hacer aquello, no como actor, sino como algo que en aquel momento no sabía lo que era pero que me atraía mucho.»

Cuando empezaste con el proyecto de “La ruta natural”, ¿qué expectativas tenías?

Era el proyecto de fin de carrera, pero yo no me lo tomé así, sino como la oportunidad de llevar a cabo un buen trabajo.

La historia de un hombre que no recuerda su pasado...

Sí. Por eso utilizamos el recurso de la marcha atrás, una especie de túnel del tiempo.

El año pasado estuviste nominado a los Goya. ¿Pensaste que ibas a ganar?

No. Sabíamos que iba a ganar “Diez minutos”, pero lo pasamos muy bien, nos colamos en la fiesta de “Mar adentro”.

Tu historia se parece a la de Amenábar. Chico joven logra un gran éxito con su primer trabajo cinematográfico...

Él es un genio. Ha demostrado que sabe hacer grandes películas. Tras el éxito de “Tesis”, y con todos pendientes de él, supo salir airoso con “Abre los ojos”. Aún así, prefiero su tra- bajo como director más que como guionista.

Un director que te guste...

Michael Haneke, con “Funny Games”, “La pianista”, “Caché”... Me interesa mucho cómo investiga los límites que tiene la mente humana.

Algo que tú también haces en tu próximo trabajo...

Sí. Sitúo a cuatro personajes en un desierto y acaba saliendo lo peor de cada uno de ellos.

Tu primer largo, y en Estados Unidos. ¿Ilusión, miedo?

Me hace muchísima ilusión. Pero también tengo algo de miedo. Eso es lo que me obliga a estar más atento, a intentar hacer las cosas lo mejor posible.

¿Con qué parte del proceso creativo disfrutas más?

Con la escritura. En mi casa siempre ha habido mucha tradición de escribir y de leer porque mi padre es periodista, y mi madre, profesora de literatura. También disfruto con el montaje. Me gustan los momentos de creación en solitario.

¿Y lo de dirigir a los actores?

Soy de la opinión que no hay que dejar demasiado lugar a la improvisación. La improvisación debe darse durante el momento de los ensayos, pero cuando se está grabando es mejor ceñirse el guión.

¿Por qué haces cine?

Hay que trabajar, así que prefiero ganarme la vida con lo que más me guste. También busco la complicidad con el espectador, eso me motiva mucho.

Síguele la pista

  • Lo último