Fuera abusadores y violentos: la Academia de cine francesa los veta

Después de casos como los de Roman Polanski y Sofiane Bennacer, la institución lo ha hecho "por respeto a las víctimas"

Protestas por el #MeToo
Getty

¿Es posible distinguir el genio de la persona? Esta probablemente sea una de las preguntas que se nos hayan pasado por la cabeza o, directamente, nos hayan preguntado al albor de noticias como las de Woody Allen o Roman Polanski. Mientras que el director de 'Annie Hall' fue acusado de abusar sexualmente de su hija, Dylan Farrow, el realizador de 'El pianista' lo fue de violar a una niña de 13 años.

A raíz de salir a la luz dichas acusaciones, la pregunta que da comienzo a este texto no ha cesado para determinar si es posible distinguir entre la obra que una persona es capaz de hacer, a nivel profesional, de cómo es esa persona a nivel personal. Para zanjar el tema, la Academia de cine francesa, que es quien se encarga de entregar los prestigiosos premios César, ha decidido actuar a favor de las víctimas de estos monstruos.

Comunicado de la Academia de cine francesa
Academie Cinema

Para la institución, toda persona imputada por "hechos de violencia", especialmente aquellos de "carácter sexual o sexista", no podrán tener ningún tipo de vínculo con la Academia. "Esa persona no podrá estar invitada a la ceremonia ni a ninguno de los eventos asociados y organizados por la Academia de los César", ha puntualizado la Academia en un comunicado, que también ha acogido en su nueva norma a toda persona que acuda en calidad de representante de dicho abusador. "Esta suspensión excluirá igualmente toda toma de palabra 'en nombre de esa persona'", se puede leer en este texto.

La institución ha subrayado que ha tomado esta decisión de excluir a las personas relacionadas con estos casos "por respeto a las víctimas" y con la intención de hacerlo aunque estas sean "presuntas", para que los abusadores no queden inmunes desde un comienzo y a la espera de ser juzgados oficialmente. Asimismo, la Academia ha indicado que no se debe dar "luz" a las personas que se encuentran en procesos en los que la Justicia les impute por hechos violentos. Finalmente, ha puntualizado también estarán incluidos en este cese los abusadores que estén cumpliendo "condenas en curso".

Cabe recordar que esto sucede porque la Academia de Cine francesa ha sido objeto de polémicas en diferentes ediciones previas. Entre ellas, la que tuvo como protagonista al creador de 'La semilla del diablo' ya que, en 2020, su nueva película, 'El oficial y el espía' recibió nada más y nada menos que 12 nominaciones a los Premios César. La indignación que tal que la actriz Adèle Haenel, protagonista de 'Retrato de una mujer en llamas' abandonó la ceremonia de entrega de los galardones al grito de '¡Qué vergüenza!'. Entonces, el director se encontraba inmerso en una causa abierta en su contra en Estados Unidos por abuso sexual y violación a dicha menor.

Más recientemente, en noviembre de 2022, el actor Sofiane Bennacer fue acusado de agredir sexualmente a varias de sus excompañeras, de modo que también quedaría fuera de estos reconocimientos en la próxima edición y entrega de los premios César. Curiosamente, fue acusado de agredir a estas mujeres tan solo unos días después de que esta misma institución lo situara en sus listas de nuevos actores jóvenes promesa por 'Les Amandiers'.

Síguele la pista

  • Lo último