La reina Isabel II retoma su actividad después de sus problemas de salud.  | Steve Parsons / GTRES

La reina Isabel II vuelve al trabajo después de sus problemas de salud

Después de un mes en el que nos ha tenido muy preocupadas por su salud, por fin la monarca retoma su agenda de compromisos.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

A solo unos meses de que se celebre el 75 aniversario de la coronación de la reina Isabel II, la monarca británica nos ha tenido muy pendientes de su estado de salud, y especialmente preocupadas al ver que cancelaba sus apariciones presenciales, un viaje que tenía previsto a Irlanda del Norte y optaba por una agenda bastante más relajada, solo con eventos online. Sin embargo, ayer nos sorprendía a todos volviendo al trabajo y haciendo frente a una cita de su agenda de forma presencial. Fue en el castillo de Windsor, donde vive desde que llegó a nuestras vidas la pandemia, y el motivo de su reunión fue despedirse de Nicholas Carter, jefe del personal de Defensa y jefe profesional de las Fuerzas Armadas de Gran Bretaña, quien está previsto que dimita a finales de noviembre de su cargo.

Su hijo, el príncipe Carlos, insiste en que su madre se encuentra "bien", y así ha querido tranquilizar a la prensa durante su visita a Jordania, donde se encuentra de gira junto a la duquesa de Cornualles.

Carlos, que celebró su propio cumpleaños el domingo, dijo: "Está bien, muchas gracias. Cuando llegas a los 95 años ya no es tan fácil como antes. Ya es bastante malo a los 73".

El domingo también se celebró el servicio del Cenotafio en este Domingo del Recuerdo, una cita ineludible para la reina, a la que no pudo asistir por una dolencia en la espalda. Sin embargo, el Príncipe Carlos depositó una corona de flores en su nombre, para poder así compensar su ausencia. "La Reina, tras sufrir un esguince de espalda, ha decidido esta mañana con gran pesar que no podrá asistir al servicio del Domingo del Recuerdo en el Cenotafio. Su Majestad está decepcionada porque se perderá el servicio", decían esa misma mañana desde el Palacio de Buckingham en un comunicado.

Y es que, pese a que la reina tenía la intención de asistir al acto, los médicos le aconsejaron reposo absoluto. En el acto también pudimos ver a varios miembros de la familia real, entre ellos la duquesa de Cornualles, el duque y la duquesa de Cambridge, y el conde y la condesa de Wessex.

Por suerte, parece que todos estos problemas de salud ya son cosa del pasado, y que Isabel II podrá retomar muy pronto todos sus compromisos, a la vez que se prepara para su Jubileo de platino que tendrá lugar en el mes de junio.