Raquel del Rosario, fotografiada por su esposo, Pedro Castro | @raqueldelrosario / INSTAGRAM

Raquel del Rosario dice adiós para siempre a El sueño de Morfeo

Tras reunirse de nuevo en un concierto con fines benéficos, la artista ha decidido cerrar un ciclo con la banda que le dio la fama y le llevó hasta el Festival de Eurovisión. 

Julia García

Llevaban sin hacer una gira juntos desde el 2013 pero El sueño de Morfeo, el grupo de música que se dio a conocer en 2002 y que llegó incluso a representar a España en el Festival de Eurovisión, aún se mantenía unido. Raquel del Rosario, David Feito y Juan Ewan continuaban juntos hasta que el pasado fin de semana se reunieron en Asturias en un concierto titulado "De vuelta y de despedida" cuyo fin era recaudar fondos para la reconstrucción de La Palma tras la erupción del volcán sufrida por la isla hace unos meses. Aquella fue su última actuación como banda tal y como la propia cantante ha confirmado en su perfil de Instagram, donde ha dicho el adiós definitivo a esta etapa de su vida compartiendo con sus seguidores una serie de imágenes del que fue el concierto que sirvió como punto y final junto a un emocionante mensaje. 

"En absoluto ha sido una casualidad que alguien decidiese hacer un llamamiento para unirnos de nuevo, para hacerlo en Oviedo, la ciudad que me acogió cuando con 18 años dejé mi Canarias natal para probar suerte con un grupo de música en el norte. Sin duda, este llamamiento ha sido la oportunidad de cerrar este ciclo de nuestras vidas", ha escrito Raquel del Rosario justo después de contar que en el último mes ha sido más consciente que nunca "de la importancia de cerrar ciclos".

En este mismo texto, Raquel del Rosario rememora sus inicios en la industria de la música, cuando compaginaba sus ensayos con otros empleos para poder subsistir en Oviedo. hasta ese casting para la serie Los serrano que dice "lo cambió todo" porque a partir de él saltaron a la fama. "Mientras caminaba por las calles de la ciudad, recordé todos aquellos trabajos que hice para ayudar a mis padres a pagar mi alquiler, las tiendas donde trabajé temporalmente, los bares donde promocioné bebidas por las noches, también aquellos donde tocábamos con nuestra primera formación “Xemá” y a los que acudían amigos y familiares como único público, incluso trabajé como azafata de congresos en el auditorio en el que tocamos este sábado", cuenta. "Reviví junto a mi familia recuerdos y lugares que visitamos juntos cuando venían a verme. Un día, saliendo de cenar, un chico tocaba en directo en una sidrería (cómo hacíamos nosotros) el “Chalaneru”, nos quedamos bajo la ventana desde la que llegaba el sonido cantándola. Aquel tema en asturiano me lo aprendí para los conciertos en festivales celtas que dábamos con Xemá, y pasó a formar parte de la banda sonora de mi familia ya que nos enamoró a todos", prosigue. 

El Sueño de Morfeo, en Eurovisión. | RTVE

Después de más de dos décadas de éxitos en el pop español, el trío ha decidido despedirse desde el amor. "Siempre hablé de una puerta abierta con El sueño de Morfeo, pero hoy sé que hay puertas que es necesario cerrar con amor y honestidad, sobre todo cuando se trata de un proyecto en el que no estás involucrada solo tú. Y así lo hemos hecho, hemos aprovechado esta oportunidad con un fin benéfico para mis paisanos, en el lugar donde se gestó todo, donde “el sueño” comenzó a soñar. Y como decía aquel tema de nuestro primer disco: “Hoy me iré y me llevaré entre mi equipaje las ganas de volverte a ver.”, argumenta Raquel del Rosario, quien termina agradeciendo a los fans del grupo y sobre todo a sus compañeros David y Juan todo lo vivido a lo largo de estos años. "La mejor forma de honrar nuestros ciclos es saber cerrarlos, siempre con amor. Y no, nunca es demasiado tarde para hacerlo".