La cantante Pink. | Gtres

Pink confiesa sentirse "abrumada" por la maternidad: "Me meto en mi armario a llorar"

La cantante de Just give me a reason ha confesado lo complicado que le resulta ser madre de dos hijos. 

Julia García

La maternidad está llena de luces y sombras y cada vez son más las celebrities dispuestas a hablar sobre ello. En nuestro país, mujeres como Sara Sálamo o María Castro, por ejemplo, no han tenido reparos en denunciar la falta de información sobre determinados aspectos como la lactancia o lo complicado de la conciliación; pero fuera de nuestras fronteras también lo han hecho. Actrices como Jessica Biel o cantantes como Katy Perry son algunas de las que han contado en primera persona sus respectivas experiencias como madres con el fin de poder ayudar a quien esté en la misma situación que ellas, del mismo modo que acaba hacerlo Pink. 

La artista de Get the party started, que es madre de una niña de 10 años y de un niño de 5 junto al expiloto Carey Hart, ha confesado que se siente "abrumada todo el tiempo" e incluso que hay veces en las que no puede evitar buscar momentos de soledad para desahogarse: "Lloro mucho en mi armario", ha revelado. 

Ha sido en una entrevista concedida a la revista People donde la cantante ha hablado también sobre la falta de intimidad cuando tienes niños pequeños en casa como lo son sus hijos Willow Sage y Jameson Moon: "Trato de explicarles a mis hijos que ir al baño no es una invitación para una reunión familiar", ha dicho entre risas tras contar que "cuando no tienes límites en tu casa: entraré ducharme y tener una conversación en voz alta conmigo mismo y me daré la vuelta y Willow ha estado parada allí mirándome todo el tiempo". 

Seguro que muchas madres y padres se sentirán identificadas con este relato de Pink, quien cuenta que de momento no ha funcionado su táctica para tener momentos de soledad en su hogar: "Realmente necesitamos tener más candados en esta casa", ha bromeado. 

Sincera también sobre el matrimonio

No es esta la primera vez que la famosa cantante habla alto y claro sobre su vida cotidiana. Hace un par de años, coincidiendo con su aniversario de boda con Carey Hart, compartió una fotografía en la que Pink aparecía abrazada a su marido que iba acompañada de un texto a corazón abierto sobre su relación. 

En él contaba que pese a llevar tantos años juntos, es su "idealismo implacable y obstinado lo que nos mantiene unidos" y que él seguía siendo el gran amor de su vida a pesar de todas las dificultades que se han ido encontrando. 

"El matrimonio es horrible, maravilloso, cómodo y rabioso. Es aburrido, aterrador y un mordedor de uñas total. Es amar a otra criatura falible mientras intentas amarte a ti mismo. Es toda una vida volver a la mesa", escribía Pink. 

También aprovechaba la artista para hablar de lo bien que les había venido el hecho de ponerse en manos de profesionales para que su relación sea sana: "La gente se ríe de nosotros porque peleamos o nos reímos. Ponen los ojos en blanco cuando hablamos de terapia. Pero te diré qué. Vale la pena. Todo ello. Incluso cuando no lo es", reveló entonces Pink.

"La terapia no es para gente débil o hippies o liberales. Es para personas rotas que quieren estar completas. Es para fugitivos que quieren una familia. Es una lección sobre cómo sentarse y escuchar. Cómo amarte a ti mismo para que la otra persona también pueda. Te amo nene. Estoy agradecida de haber llegado a esta foto", terminaba diciendo.